LEGISLATURA

El macrismo impulsa un proyecto para prohibir a "trapitos" y "limpiavidrios"

La iniciativa prevé penas de hasta 10 días de arresto y multas de hasta 1000 pesos.



Dos diputados bonaerenses de Cambiemos presentaron un proyecto para prohibir la actividad de los "trapitos" y "limpiavidrios" en la provincia de Buenos Aires.

La iniciativa impulsada por Guillermo Castello y Matías Ranzini, que modifica el Código de Contravenciones provincial, prevé multas de entre 200 y 1000 pesos. También contempla una pena de arresto de dos a 10 días, que podría agravarse si el "cuidacoches" portara "armas no convencionales".

"Estas personas asumen una actitud de coerción o de imposición a los propietarios", sostuvo Castello, al tiempo que pidió "terminar con esta actividad de quienes se apropian del espacio público extorsionando y apretando a los ciudadanos".

"Muchas veces, detrás de los cuidacoches hay mafias que se han organizado para dividirse la ciudad como si fuera un botín, en perjuicio de los vecinos", agregó el dirigente de la Coalición Cívica.

El proyecto define a los "cuidacoches" o "trapitos" como "personas que ofrecen voluntariamente y sin guardar relación alguna con la administración pública, servicio de estacionamiento o cuidado de vehículos que se estacionan a cambio de una retribución voluntaria de quien recibe el servicio".

Además, establece que los limpiavidrios son aquellos que "ofrecen voluntariamente y sin autorización la limpieza de vidrios de cualquier tipo de automotor en la vía pública, ya sea en forma onerosa o gratuita”.

Castello, espada de Elisa Carrió en la Legislatura bonaerense, también presentó días atrás un proyecto para suspender el pago de planes sociales a los beneficiarios que participen de piquetes.


COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Macri y Vidal podrán revertir la contundente derrota de las PASO?