#MEMORIAVERDADYJUSTICIA

Denuncian que echaron a una docente por hablar a favor de los derechos humanos

Sucedió en una escuela agraria de Berazategui. Tres madres acusaron a la docente Jorgelina Pereyra de "usar políticamente" el acto del 24 de marzo.

Escuela Agraria N° 1 de Parque Pereyra. Foto: Periódico El Progreso de Berazategui.


Una docente de una escuela agraria de Berazategui fue separada de su cargo luego de que tres madres la denunciaran por hacer un "uso político" del acto por el Día de la Memoria el último 24 de marzo.

Se trata de Jorgelina Pereyra, docente y delegada de la Escuela Agraria N° 1 del Parque Pereyra. Desde la agrupación docente Nueva Letra (Quilmes-Florencio Varela-Berazategui) salieron al cruce de las "difamaciones y mentiras" contra Pereyra y manifestaron su repudio a la decisión de las autoridades educativas.

El comunicado de apoyo a la docente:

NO PERMITAMOS EL DISCIPLINAMIENTO A LXS DOCENTES

Defendamos a Jorgelina Pereyra

Lxs docentes de Nueva Letra (Agrupación Docente de Quilmes-Varela y Berazategui) hacemos un llamado a los docentes, delegados, activistas y agrupaciones docentes y estudiantiles, a pronunciarse por la defensa de nuestra compañera Jorgelina Pereyra, delegada de la escuela Agraria de Berazategui, quien tras la acusación falsa de tres madres de dicha comunidad educativa, fue separada del cargo con el artículo 139.

Desde el comienzo de esta situación hemos denunciado este hecho como un ataque a su trayectoria de lucha, y de la defensa de una práctica docente que involucre compromiso social y político, es decir defensa y ejercicio de los derechos. No nos pareció casual que esta acusación aparezca a poco tiempo de que la compañera, junto a otros docentes y estudiantes de la escuela hayan impulsado una serie de actividades relacionadas con el 24 de Marzo, en la que participaron docentes miembros de diferentes organismos de derechos humanos, con el objetivo de promover la memoria colectiva, tal y cual lo establece el diseño curricular y el calendario escolar.

Aun sin haber tomado conocimiento ni vistas de los dichos de lxs denunciantes, y frente a un acta de separación del cargo que citaba artículos atribuibles a un cuestionamiento a sus opiniones personales, entendimos la necesidad y urgencia de su defensa, pues no nos cupo duda de su desempeño laboral como preceptora en los últimos 22 años de servicio.

Las expresiones de solidaridad de decenas de compañerxs docentes que han compartido establecimientos escolares en Berazategui tanto en su rol docente como en su lugar de estudiante de los últimos años en el profesorado de Historia que ha recibido Jorgelina durante toda la semana dan cuenta de ello. Así como las muestras de respeto que otrxs tantos docentes han dado por su trayectoria como delegada y activista gremial.

Hoy, a un día de que lxs denunciantes hayan hecho público los términos de su denuncia en un portal amarillista, vulnerando los derechos de la compañera y los adolescentes menores, publicando fotos de las actas, podemos afirmar que no nos equivocamos, pues entre una serie de difamaciones y mentiras, se mencionan allí la disconformidad de quienes llevan adelante esta denuncia, sobre las actividades del 24 de marzo.

Encima de todo lo que significa la separación del cargo, nuestra compañera, mujer, luchadora y sostén de familia, tiene que soportar la exposición pública que significa la difamación y calumnias que medios inescrupulosos y sensacionalistas publican, haciendo hincapié en una supuesta apología de la droga que, como cita un matutino, la justicia ya desestimó.

No sorprende que aun haya sectores de la sociedad que sostienen interpretaciones sobre los hechos ocurridos en la última dictadura militar que no se condicen con la condena social del Nunca Más; el problema en estos casos es la fácil viabilidad que las autoridades le dan a estas denuncias y fundamentalmente el discurso negacionista de sectores del Gobierno que las estimula.

Por otra parte, estamos convencidos de que este hecho es, en realidad, uno más de los muchos ataques que venimos sufriendo, en el marco de la política de los gobiernos tanto nacional como provinciales, que en sus discursos, frente a la lucha docente, intentan provocar un quiebre de la comunidad educativa, haciendo diferentes campañas de desprestigio tanto de nuestro trabajo como de la lucha.

Nos acusan de tomar de rehenes a lxs estudiantes, mientras repiten la trillada mentira de que trabajamos sólo cuatro horas y tenemos tres meses de vacaciones, mientras no garantizan las condiciones dignas de enseñanza-aprendizaje, ni desde lo edilicio, ni desde lo social y económico. La ofensiva ideológica discursiva envalentona a los sectores mas retrógrados de la sociedad, habilitándolos a cuestionar hasta lo que es ley como la ESI, o el ejercicio de la memoria histórica incluida en el diseño curricular, como se vio claramente en el caso de la desaparición Santiago Maldonado, o en el debate sobre la legalización de aborto, todos temas que conciernen a la sociedad y por tanto a la escuela, y que deben ser tratados tanto con total responsabilidad como con libertad de ideas.

Por eso defender a Jorgelina es defendernos a todxs lxs trabajadores de la educación que día a día sostenemos la escuela pública. Es necesario el pronunciamiento de todos los sectores que se reclaman defensores de la educación pública, cuerpos de delegados, comisiones directivas, etc. No podemos dejar pasar este tipo de atropellos a nuestra práctica. El caso de Jorgelina Pereyra es uno más entre tantos intentos de disciplinamiento, es necesario poner en marcha acciones que permitan conocer a fondo hasta dónde está llegando la aplicación del articulo 139 a partir de denuncias no fundamentadas, poco solidas, porque aunque se nos insista que dicho artículo se aplica para preservar tanto al docente como a lxs estudiantes, el uso arbitrario e indiscriminado puede ser una herramienta de disciplinamiento, como se vio en los casos de las aperturas de sumarios directivos que hicieron huelga.

No podemos desligar estas situaciones del marco general de ajuste contra lxs trabajadorxs, para derrotarnos y pasar el ajuste exigido por el FMI sin resistencia, tienen que amedrentar y disciplinar, y también la represión como sucedió en Chaco.

¡Solidaridad con Jorgelina Pereyra!¡ ¡Pronunciémonos contra el disciplinamiento en todas escuelas, en todos los cuerpos de delegados!

EN DEFENSA DE LA EDUCACION PUBLICA: CONTRA EL AJUSTE Y EL DISCIPLINAMIENTO 30MIL COMPAÑEROS DETENIDOS DESAPARECIDOS PRESENTE Agrupación docente NUEVA LETRA 22 -5-201


COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con las nuevas restricciones en el AMBA?