Salud pública

Kicillof declaró la emergencia sanitaria en la Provincia por el coronavirus: las medidas, qué se puede hacer y qué no

Tras conocerse nuevos casos de Covid-19 en el país, el gobernador emitió un decreto en que declara la “emergencia sanitaria” para evitar la propagación de la enfermedad en territorio bonaerense. Se incluyen indicaciones a todos los ministerios y también se invita a adherir a justicia, la legislatura y los municipios.


A raíz de la crisis mundial y al tiempo que crecen los casos de coronavirus en el país, el gobernador Axel Kicillof actuó en consonancia con el Poder Ejecutivo nacional y declaró la emergencia sanitaria en la provincia de Buenos Aires durante 180 días, con lo que, entre otras medidas, ordenó suspender por 15 días la realización de eventos deportivos, culturales, sociales de participación masiva, mientras que aquellos espectáculos que no pudieran suspenderse deberán realizarse sin público.

Según la letra chica del decreto 132 que Kicillof firmó hoy, se establece que la emergencia durará 180 días a partir de su dictado, pero a la vez ordena al Ministerio de Salud, a cargo de Daniel Gollan, “disponer las medidas necesarias y/o de reorganización del personal que la situación de emergencia amerite para cubrir eficientemente la prestación del servicio de salud”.

Con esto, faculta a la autoridad a “suspender las licencias anuales del personal que preste servicio en los establecimientos hospitalarios de la Provincia y a resolver la contratación de personal temporario”. Básicamente, se trata de una búsqueda por disponer de todos los trabajadores posibles, incluso los que se encuentren de vacaciones.

Otro punto de la norma de emergencia tiene que ver con la compra de equipamientos e insumos, ya que el decreto permite agilizar los procedimientos a partir de la implementación de la leyenda “Tramite preferencial - Atención por coronavirus (COVID-19)”.

También suspende por el plazo de 15 días cualquier espectáculo masivo. Esto incluye a todo “evento cultural, artístico, recreativo, deportivo, social de participación masiva y, en forma consecuente, las habilitaciones otorgadas por los organismos provinciales para la realización de eventos de participación masiva, cualquier sea su naturaleza”.

Para las actividades que son imposibles de reprogramar, la normativa de la Provincia señala que se realicen “sin presencia del público y aplicando en forma rigurosa las recomendaciones emitidas por las autoridades sanitarias”.

También hay novedades para los trabajadores estatales: el decreto faculta a ministros, secretarios y titulares de organismos de la constitución a “establecer modalidades de trabajo domiciliario, flexibilidad de horarios laborales y, en caso de corresponder, al cierre de las dependencias del Sector Público Provincial” como medida preventiva.

También se puede “disponer el cierre de museos, centros culturales y demás espacios artísticos y recreativos de carácter provincial”.

En cuanto a la situación de cárceles y comisarías, habilitó a los ministros de Justicia y Seguridad, además de las autoridades del Servicio Penitenciario, a adoptar las medidas que consideren necesarias. Se trata de lugares clave y de difiícl aislamiento, donde en otros países incluso se produjeron amotinamientos.

En cuanto al dictado de clases, un punto central para la población, si bien se seguirá “caso por caso” lo que ocurra con los chicos mientras se elaboran programas digitales de alfabetización, Kicillof encomendó a la Dirección General de Cultura y Educación “a adoptar las medidas necesarias para prevenir la propagación del virus en los establecimientos a su cargo”.

Todos los organismos de gobierno pueden, a la par, “dictar las normas interpretativas, complementarias y aclaratorias del presente, en el marco de sus respectivas competencias, en forma individual o conjunta, tendientes a la implementación de medidas direccionadas a coadyuvar con el esfuerzo sanitario para neutralizar la propagación de la enfermedad”.


COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Creés que Kicillof podrá llegar a un acuerdo con los bonistas?