Juntos por el Cambio

No dijo si será candidata, pero reapareció Vidal: "La gente no se equivoca cuando vota. Algo hicimos mal”

La ex gobernadora bonaerense coincidió con el sector más duro de JXC que lidera Macri en "seguir sosteniendo la unidad", pero aclaró que el "41% no alcanza para gobernar” ni "para transformar el país" y planteó que se necesita "diálogo y consenso" para 2023.

Tras la presentación del libro "Primer Tiempo" de Mauricio Macri, a la que pegó el faltazo, reapareció María Eugenia Vidal mientras se espera conocer si será o no candidata en las elecciones legislativas de este año. Sin embargo, la ex gobernadora bonaerense no reveló sus aspiraciones 2021 pero sí puso el foco abiertamente en 2023 con un perfil mucho más dialoguista que el del ex presidente.

La ex gobernadora bonaerense, como primer concepto saliente, reconoció que "los logros" del Gobierno de Cambiemos "no cubrieron la expectativa de los argentinos" y en ese punto mencionó como uno de los principales desafíos de JXC "definir los liderazgos más representativos en la sociedad" de cara a los comicios de 2023.

En el marco de un almuerzo de trabajo en la Fundación Mediterránea y una exposición ante unos 200 empresarios de forma presencial y otros tantos de manera virtual, Vidal no dijo si será o no candidata en los comicios legislativos de este año pero dejó un dato que puede ser pista: enfatizó en los principales ejes políticos con miras a las elecciones nacionales de 2023.

Se espera que la revelación respecto de qué hará este año la ex mandataria provincial surja de la gira de presentación de su propio libro de experiencias al frente del gobierno bonaerense, que iniciará en abril. La duda no sólo es si jugará en las legislativas, sino también en qué distrito lo haría, eventualmente. La Provincia es donde la quieren algunos de los propios PRO y donde no la quieren otros tantos. Su deseo -dicen integrantes de su entorno- está más del lado porteño, pero allí también hay algunos nombres que la quieren lejos.

Desde Córdoba, Vidal consideró que los principales desafíos hacia adelante para Juntos por el Cambio son "seguir sosteniendo la unidad", algo que consideró que "no es fácil", y que lo que hay que hacer es "definir los liderazgos más representativos en la sociedad y ampliar la base electoral del 41% que no alcanza para gobernar”.

Esta estrategia, según la ex gobernadora, "no supone solo una discusión de superestructura, de qué dirigente viene, de qué partido", ni tampoco de "si viene alguno del peronismo republicano, como si un dirigente viniera con una valijita llena de votos", sino de "cuáles son los liderazgos más representativos en esa sociedad que hoy no se encuentra representada".

Al respecto, Vidal pidió que se incorpore al espacio gente que nunca hizo política, pero que represente a los distintos sectores de la sociedad que “son los que tienen que ayudar a construir el 50% (del electorado) que se necesita para transformar el país, si logramos la elección del 2023”.

"Así como necesitamos del 50% para gobernar, necesitamos dos tercios de los argentinos para lograr las transformaciones que hacen falta", afirmó, y planteó que se necesita "diálogo y consenso" con otros sectores para avanzar en ese sentido.

Y explicó: "No hay posibilidades de transformaciones serias, reales y sostenibles, si eso no se logra en el 2023, gane quien gane la elección".

Claramente, Vidal coincidió así con la "unidad" que pregonó Macri cuando presentó "Primer Tiempo", pero con la diferencia central de que corrió el foco que el ex presidente puso en el famoso "41%" y lo puso en ampliarlo desde una postura más dialoguista. Resta saberse si eso tiene algún correlato real de gestión, ya que a su turno de gobernar no tuvo mayores diferencias discursivas ni de políticas públicas con el ex presidente.

Según dijo la ex gobernadora, los cuatro años de Cambiemos "no fueron suficientes para garantizar a los argentinos el bienestar que están pidiendo", pero evaluó que "el diagnóstico desesperanzador y pesimista que se percibe" en la actualidad "es la suma de 12 años de gobierno del Frente de Todos, 4 años de Juntos por el Cambio y un nuevo inicio" del peronismo.

Vidal definió a la gestión del gobierno de Cambiemos como un “aprendizaje” y consideró que JXC es "la única fuerza de la oposición que puede ser gobierno en este país”.

Llamativamente, Vidal dijo que se futuro político va a estar siempre en “defender” los logros de su gestión en la provincia de Buenos Aires, una provincia a la que definió como de "imposibles y de los inviable” por su gran dimensión, pero que aun así avanzó en “importantes transformaciones que hoy continúan con el actual gobierno" de Axel Kicillof.

Es que, además de las dudas que aún persisten respecto de si este año jugará y si eventualmente lo hará como aspirante a la Cámara de Diputados por la Provincia o por la Ciudad, las hipótesis que desde el entorno de JXC sueltan la ubican en varios escenarios de candidaturas posibles en 2023: de nuevo en la Gobernación bonaerense (quieren el mismo lugar Jorge Macri, Diego Santilli, Jorge Macri, Cristian Ritondo y Elisa Carrió, según dijeron); jugando en la Ciudad como aspirante a jefa de Gobierno porteño (pelearía allí con Martín Lousteau y Patricia Bullrich, en principio); o como aspirante presidencial, espacio para el que ya está anotado su jefe político, Horacio Rodríguez Larreta.

"El fondo del conurbano funcionó más como un legado que como un activo, se pagó plenamente por primera vez en 2019. Fue algo más que le dejamos  como legado al gobernador que algo que nos benefició durante el proceso", comentó en alusión a Axel Kicillof.

Agregó que "nadie en la legislatura" se anima a "levantar la mano" contra la reforma política impulsó en su mandato y que prohibió la reelección de los "barones del conurbano" a partir de 2023 por la propia presión de la sociedad.

Durante su estadía en la ciudad de Córdoba, Vidal mantuvo reuniones políticas con referentes del radicalismo, del PRO y referentes de otros espacios afines a Juntos por el Cambio. Estuvo casi todo el tiempo con la diputada nacional Soher El Sukaria, se encontró con el jefe del interbloque de JXC en Diputados, el radical Mario Negri, con quien compartió un café; se reunió con el diputado nacional Luis Juez; y del almuerzo participaron Ramón Mestre, Gustavo Santos, Laura Rodríguez Machado, Ernesto Martínez, Javier Pretto y Laura Sesma, entre otros dirigentes cordobeses.


COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con las nuevas restricciones en el AMBA?