Tras el acuerdo del Consejo del Salario

Disensos y coincidencias de las centrales gremiales ante la suba del salario mínimo

El acuerdo del 35% en 7 tramos fue aprobado por mayoría de casi todos los gremios, menos la CTA Autónoma. Desde todos los arcos del sindicalismo coincidieron en que será insuficiente, criticaron a empresarios y, en algún caso, destacaron esfuerzo del Gobierno. Qué dijeron a NuevaBA mujeres de esa central y de la CGT.

Por Juan Vera Visotsky


Esta semana el Consejo del salario, integrado por las dirigencias de las centrales sindicales, cúpulas empresariales y funcionarios del Gobierno nacional, estableció una actualización del salario mínimo vital y móvil, que irá escalando en 7 tramos hasta alcanzar los $ 29.160 en febrero del 2022.
 
En esta reunión una de las presentes fue Noemí Ruiz, Secretaria General de la Unión de Trabajadores de Moda e Imagen Publicitaria; que además está al frente de la Secretaría de Igualdad de Oportunidades y Género en la CGT. “Fue una negociación muy extensa y muy dura”, expresó a NuevaBA la mujer integrante de las cúpulas sindicales, a propósito del consenso alcanzado con estos sectores.
 
"Nos resultó muy dificultosa la negociación con el sector empresario. Hay muchas industrias que se les frenó el trabajo; y las que trabajan se han reconvertido para no perder gran parte de su plantel”, dijo Ruiz en diálogo con éste portal.
 
Y analizó: “En este momento todos los trabajadores somos vulnerables por dos razones: por la pandemia que nos tiene en riesgo a todo el mundo; y por otro lado por la tecnología, que hizo que mucha gente tuviera que implementarla de golpe y muchos puestos de trabajo fueron absorbidos por esa tecnología".
 
“Por supuesto no es lo que aspirabamos", admitió Ruiz respecto al acuerdo al que se llegó del 35% de aumento en 7 plazos. "Costó mucho sacar esos porcentajes. Las razones que se aducían eran entendibles, pero no era entendible a la necesidad que está sufriendo la gente. Hablábamos y planteábamos mucho más allá de una canasta básica. El salario mínimo es una herramienta jurídica que se utilizar para equilibriar los salarios que están en mayor vulnerabilidad, por lo cual de todas maneras nos resultó muy dificultosa la negociación con la parte empresaria", aseveró la mujer de la CGT en declaraciones a NuevaBA.


 
"Esta situación que estamos viviendo desde el año pasado ha generado hambre", relató Ruiz, y volvió a subrallar que "por supuesto que no es a lo que aspirábamos". 
 
Cabe mencionar que este aumento del salario mínimo, alcanza también a ayudas y planes sociales como Potenciar Trabajo y el Programa Acompañar, ya que los mismo están atados a los números del Salario Mínimo Vital y Movil
 
La titular del gremio de modelos y publicitarios fue tajante respecto a las expectativas de este aumento consensuado frente al aumento de la inflación: "Nosotros fuimos a pedir que se complemente la misma diferencia que hay entre el salario actual y los números actuales de inflación, además de lo que se escapa al control de precios, la especulación. Esto no va a alcanzar".
 
No obstante, aclaró que "el gobierno no tiene la culpa" y que "hay que ver toda la cadena productiva y distributiva" para ver" cómo se llega al precio puesto a la mano del consumidor".

"Tenemos que empezar a pensar en el otro, si yo tengo una empresa y el otro no tiene para consumir lo que yo produzco, la empresa se me va a caer", expresó.
 
Por último, la Sindicalista que está en las cúpulas de la CGT se refirió al contraste entre este acuerdo y el aporte extraordinario y solidario de las grandes fortunas, que fue aprobado el año pasado en el congreso de la nación, pero que muchos de esos contribuyentes se resisten todavía a pagarlo: "Solo pasa en éste país esto. El planeta está que revienta y aun suceden estas cosas."
 
"En todos los países golpeados fuertemente por esta pandemia, los sectores más ricos comprendieron que había que aportar para salir de la crisis que generó esta pandemia", dijo la gremialista.
 
"Es un aporte que se hace por única vez y es para ayudar a los otros. Hay gente que hizo muchas ganancias durante muchos gobiernos. Es un aporte que es parte de una solidaridad, dicho por la misma OIT y organismos multilaterales. Todos los países estamos con problemas financieros graves, y nosotros acá tenemos el agregado de una deuda imposible de pagar", concluyó en diálogo con NuevaBA la dirigenta del gremio de moda y publicitarios. 
 
Los sectores que no acompañaron el acuerdo del consejo del salario y se abstuvieron al momento de la votación fueron los dirigentes de la CTA Autónoma. Entre ellos estuvo Claudia Baigorría, secretaria general de CONADU histórica y dirigente de CTA Autónoma.
 
"Manifestamos nuestra disconformidad por la forma y tratamiento por la cual se arriba a un tratamiento de esta reunión plenaria", dijo Baigorria a NuevaBA y expresó que "nuestro espacio de la CTA Autónoma fue excluida por una cuestión de formato del decreto que dio origen al consejo del salario", el cual a la fecha "no ha sido reformulado", pese a sus "reiterados reclamos".


 
La propuesta que surgió de esta comisión fue un aumento de marzo a marzo de un 35% en 7 cuotas no acumulativas, con una revisión en el mes de septiembre para evaluar el impacto de la inflación en este tramo.
 
"Nosotros seguimos exigiendo que debe haber un formato de comisiones más permantente, en el cual se pueda establecer fehacientemente el valor de una canasta de consumos mínimos para un trabajador o una trabajadora que recién se inicia sin carga de familia", explicó la gremialista.
 
La mujer de CTA Autónoma expresó que la idea de esta propuesta es que el salario mínimo pueda cubrir "las necesidades y las demandas de gastos de salud, educación, vivienda y esparcimiento", las cuales "están establecidas en la constitución nacional en su artículo 14bis".
 
"Acá se siguen tomando valores que tienen que ver con la canasta básica alimentaria, que es la que marca la indigencia", apuntó críticamente Baigorria en declaraciones a NuevaBA. "Cuando se estableció el Salario Mínimo Vital y movil se hablaba de otra argentina se hablaba de otra canasta familiar, no de una canasta de indigencia o de pobreza".
 
Por estas razones, Baigorria explicó que su espacio no acompañó la propuesta de actualización del Salario. "Esperemos que en septiembre en la próxima convocatoria pueda haber un verdadero programa de recuperación del salario mínimo tan devaluado y tan depreciado", concluyó.



COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con las nuevas restricciones en el AMBA?