PANORAMA POLÍTICO

Vidal se puso al hombro la defensa del Gobierno en su semana más complicada

La Gobernadora rompió un silencio de varios días para salir a apoyar a Macri en su momento económico y político más difícil. Críticas al kirchnerismo y actos en la Provincia para levantar la imagen presidencial.


En la semana más difícil para el Gobierno, María Eugenia Vidal se puso al frente de la defensa del modelo económico de Mauricio Macri. El respaldo de la dirigente con mejor imagen de Cambiemos actuó como salvavidas para el Presidente, cercado por la corrida cambiaria y la incertidumbre que generó el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

Tras visitar la Casa Rosada en dos oportunidades para mantener reuniones con la plana mayor del PRO, Vidal rompió el silencio en una entrevista con Radio Mitre en la que sostuvo que "es imposible hacer un cambio como el de 2015 sin errores". En esa línea, aseguró que si bien el oficialismo debe hacer "correcciones", el programa económico impulsado por Macri "sigue siendo el menos difícil y el único posible para salir adelante".

Hasta ese momento, tal vez por una cuestión electoral, la Gobernadora no había opinado sobre la situación económica. Es que en Cambiemos se encendieron las alarmas en los últimos días por el impacto de las medidas económicas de Macri en la imagen de Vidal, la figura más valorada del macrismo. 

La consultora Analogías, por caso, reveló una paridad de 49 por ciento entre las opiniones negativas y positivas de los vecinos bonaerenses sobre la mandataria. La encuestadora consignó además en su relevamiento que Vidal registra la caída más fuerte en su imagen desde que llegó al poder en diciembre de 2015.

El oficialismo reaccionó de inmediato: convocó reuniones en la Casa de Gobierno para bajar línea y analizar la incidencia de los anuncios económicos en el plano electoral.

Vidal volvió a hablar en un acto que compartió ayer con Elisa Carrió en el Instituto Hannah Arendt, que dirige la líder de la Coalición Cívica. La Gobernadora afirmó desde allí que el ajuste aplicado por Cambiemos fue "lo más gradual posible".

Pero Vidal no sólo defendió el rumbo económico de la gestión nacional. También se encolumnó detrás de Macri y responsabilizó al kirchnerismo por la crisis económica. "El país estaba fundido. Y es difícil salir a pedir que nos presten estando fundidos", dijo sobre el préstamo solicitado al FMI. También denunció que "hay un sector de la oposición al que le interesa más su conveniencia personal y que quiere mostrar que el suyo es el único modelo posible". Y sumó, en clara alusión al kirchnerismo: "Por supuesto que el camino va a ser difícil, después de tantos años de mentiras y atajos".

Claro que la tarea de sostener discursivamente el modelo PRO no recayó únicamente en Vidal. Marcos Peña también salió a llevar tranquilidad en medio de la turbulencia económica y el propio Macri insistió con las bondades del plan de Cambiemos. El dato relevante es que las únicas dos veces en las que habló públicamente tras el anuncio sobre el Fondo lo hizo junto a Vidal en la provincia de Buenos Aires.

Desde Bragado, donde participó de la reapertura de los talleres ferroviarios Mechita, el Jefe de Estado afirmó: "Estamos poniendo sobre la mesa un Estado que trabaja para la gente, no para un grupito que se apropia del Estado". Escoltado por la Gobernadora, subrayó: "Estamos convencidos de que por acá hay futuro".

Ayer se mostró por segunda vez esta semana con Vidal. El escenario fue el municipio de Morón (donde gobierna el oficialista Ramiro Tagliaferro) y la excusa fue el anuncio sobre la extensión del Metrobus a otros distritos del Conurbano. Allí alejó los fantasmas del 2001: "Estamos lejos de otras crisis como las que hemos tenido", remarcó. Y le apuntó al peronismo y a quienes "destruyen el futuro con la mala política".

De esta forma, con declaraciones mediáticas y actos junto a Macri, Vidal se transformó en la rueda de auxilio del Gobierno en medio de la tormenta política y económica, con un dólar que ayer perforó los 25 pesos y un pedido de crédito al FMI cuyas consecuencias todavía se desconocen.


COMENTARIOS



ENCUESTA

¿Por qué el Gobierno no puede revertir la crisis económica?