>

ELECCIONES 2019

Vidal rompió el silencio tras la derrota y advirtió que la devaluación "tendrá impacto" en la Provincia

Tras la suba del dólar, dijo que en los próximos días anunciará medidas para "acompañar a los bonaerenses". Sobre la caída, dijo que "es pronto para hacer autocrítica". Contó que no habló con Kicillof pero que lo llamará si se repite la tendencia en octubre. El desdoblamiento y el presunto apoyo a Lavagna en las generales.



María Eugenia Vidal rompió el silencio tras la durísima derrota que sufrió a manos del peronista Axel Kicillof en el principal distrito electoral del país. Tras caer por 17 puntos, la Gobernadora dijo que es muy temprano para hacer una autocrítica, que hará más "encuentros" con los bonaerenses para entender el malestar que expresaron en las urnas y que en los próximos días anunciará medidas para "acompañarlos" frente a la fuerte devaluación que hubo este lunes.

Estos son los principales conceptos de la conferencia de prensa que brindó junto a su vice Daniel Salvador en la Casa de la Provincia de Buenos Aires, en Capital Federal.

La suba del dólar y lo que viene en la Provincia

En primer término, la Gobernadora reconoció que la devaluación de este lunes, que llevó el dólar a 60 pesos, "tendrá un impacto" en la provincia de Buenos Aires. En torno a este tema, dijo, giró la reunión de Gabinete que encabezó antes de la conferencia.

"En la reunión de Gabinete trabajamos en medidas que anunciaremos en los próximos días para acompañar a los bonaerenses. Vamos a reforzar el trabajo de contención y a trabajar en conjunto con todos los municipios y las organizaciones sociales. Esta devaluación va a tener impacto y necesitamos más que nunca estar con todas las herramientas de la Provincia para acompañar a los bonaerenses que más lo necesitan", enfatizó.

"Sigo siendo la Gobernadora y por supuesto estamos preocupados por lo que está pasando. Vamos a estar ahí, acompañando en cada momento de dificultad", afirmó.

La gobernabilidad

"El país y la Provincia atraviesan momentos difíciles y es ahí donde tenemos que estar, más allá de los resultados electorales. No vine por un cargo, sino para que la Provincia esté mejor. Esa es mi responsabilidad y la de todos los dirigentes de todos los espacios", resaltó.

"Todos los dirigentes tenemos que estar preocupados por ellos", agregó al referirse a la crisis politica que podría desencadenar la inestabilidad económica.

"La gobernabilidad es responsabilidad de quienes gobernamos y de todas las fuerzas políticas de la oposición. Todos queremos defender la democracia. Todas las fuerzas políticas la van a sostener. Tenemos que ser más responsables que nunca y priorizar el bienestar de los bonaerenses y argentinos", remarcó.

Aunque prefirió mostrar cautela respecto a octubre, admitió que Juntos por el Cambio quedó en clara desventaja: "El mundo también nos dio un mensaje con lo que ocurrió. Ese mensaje tiene que ver con la probabilidad más baja de que Cambiemos siga gobernando y más alta de que gobierne Todos".

Contó además que no habló con Kicillof, aunque aseguró que "si se repiten los resultados en octubre, lo primero que voy a hacer será comunicarme con él".

Respecto al segundo tramo de la campaña, dijo: "Habrá tiempo de ver cómo retomamos la campaña, pero la principal tarea es escuchar y acompañar".

La decisión de no desdoblar

La mandataria rechazó las versiones que hablan de un fuerte malestar de Provincia con Macri por la caída electoral. En ese sentido, defendió la decisión de Cambiemos de no separar las elecciones provinciales de las nacionales.

"En mi vida política nunca especulé. En 2013 casi ningún bonaerense me conocía y empecé ese camino (para ser candidata) sin especular. Tampoco especulé cuando decían que iba a ser candidata a presidenta. Y tampoco cuando decían que iba a cambiar la fecha de las elecciones", planteó.

Precisó que "el desdoblamiento costaba 3.000 millones de pesos", razón por la cual "la decisión de no desdoblar priorizó el interés de los bonaerenses".

"El bonaerense se expresa y decide en el cuarto oscuro, sería poco coherente de mi parte cambiar esa posición por los resultados de ayer. No creo en las estrategias electorales, siempre confié en el voto de los bonaerenses", concluyó.


El análisis de la derrota

Vidal también se refirió a la evaluación que hizo junto a su equipo de campaña tras la derrota. "Nos van a faltar unos días más para terminar de entender. Vamos a necesitar un poco más de tiempo para reflexionar y escuchar mejor. Tenemos que entender mejor qué hay detrás de cada uno de esos votos, y para eso tenemos que hacer más encuentros", expresó.

Dijo que en octubre "vamos a tratar de llevar una propuesta mejor para los próximos cuatro años" porque "más allá de que vamos a seguir escuchando, nos queda una instancia más de escucha, que es octubre, donde los bonaerenses van a volver a expresarse ya para definir a su gobernador, a sus intendentes".

"Mi compromiso es con la Provincia y con los bonaerenses, más allá de cualquier elección. La elección de ayer nos dijo que tenemos que escuchar más, incrementar nuestros encuentros para cambiar lo que haya que cambiar, corregir, mejorar", añadió.

En ese marco, subrayó: "Reconocer errores no es una debilidad; es una fortaleza. Los que gobernamos no somos infalibles, podemos equivocarnos, y es importante tener una escucha atenta. El equipo lo hacemos los 17 millones de bonaerenses. Los que no nos eligieron nos dieron un mensaje", indicó.

¿Apoyo a Lavagna en octubre?

"El voto no es de los dirigentes, es de la gente. La suma de acuerdos no se traslada a los votos. No hay votos de Lavagna o de otro. Eligen los bonaerenses", recalcó la mandataria al responder sobre las versiones que indican que Juntos por el Cambio apoyaría la candidatura del ex ministro de Economía de la Nación para evitar un triunfo del kirchnerismo.

"Esta PASO fue una instancia para definir candidaturas, todavía queda un camino para recorrer de cara a octubre", relativizó.

El mensaje a los intendentes que pedían desdoblamiento

Vidal evitó referirse al reclamo de los alcaldes que pedían desdoblar los comicios bonaerenses para mantener sus territorios. "Lo que más me preocupa no son los dirigentes, sino los bonaerenses. Todos los dirigentes tenemos que estar preocupados por ellos", dijo.

"No vine por un cargo, sino para que la Provincia esté mejor. Esa es mi responsabilidad y la de todos los dirigentes de todos los espacios", agregó.

"El país y la Provincia atraviesan momentos difíciles y es ahí donde tenemos que estar, más allá de los resultados electorales", finalizó la Gobernadora.


COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Macri y Vidal podrán revertir la contundente derrota de las PASO?