En San Miguel

Intendentes de JxC se reunieron y endurecen su perfil opositor a los gobiernos nacional y bonaerense

En un evidente gesto político más hacia adentro que hacia afuera, el espacio de jefes comunales de JxC conocido como "Grupo Maipú" que encabeza Jorge Macri armó una cumbre para trazar su postura ante la situación actual de la pandemia y enviar un mensaje de distancia con el oficialismo. "Cada día nos resulta más difícil trabajar en equipo", diagnosticaron.


En Juntos por el Cambio se está empezando a jugar fuerte el "partido" de las elecciones legislativas del año próximo y, en ese tono, intendentes de Juntos por el Cambio realizaron ayer una cumbre en San Miguel en la que se mostraron distantes a los gobiernos nacional y bonaerense principamente con la idea de disputar el armado de lo que serán las listas para 2021.

Los jefes comunales que se juntaron y se sacaron fotos son los que integran el espacio interno conocido como "Grupo Maipú", que encabeza el intendente de Vicente López, Jorge Macri. Lo que hicieron trascender es que el objetivo fue trazar la continuidad de su posición respecto a la pandemia de coronavirus Covid-19 y las restricciones, pero como mensaje principal manifestaron una postura de distancia respecto de Axel Kicillof y Alberto Fernández.

Quienes fueron de la partida en San Miguel fueron Macri, Julio Garro (La Plata), Néstor Grindetti (Lanús) y Diego Valenzuela (Tres de Febrero), y en esta oportunidad sumaron a Jaime Méndez (San Miguel) y al legislador Joaquín de la Torre (ex jefe comunal del municipio local y ex ministro de María Eugenia Vidal).

Los mensajes que publicaron en redes sociales muestran que piensan en tomar distancia de a poco de los lineamientos de la gestión de Kicillof y continuar con el armado para disputar la interna de JxC, principalmente en la Provincia, donde todavía no se sabe si jugarán Vidal y Diego Santilli, entre otros.

"Vamos a seguir trabajando en la consolidación de un proyecto y alternativa de gobierno desde provincia y para la provincia", manifestó Garro a través de las redes sociales.

El mensaje más claro de que la reunión fue para usar al oficialismo para hacer política interna de JxC de cara al año próximo lo dejó Macri: "Hoy es necesario tirar todos para el mismo lado en esos aspectos, pero vemos que nuestra buena predisposición no es mutua. Cada día nos resulta más difícil trabajar en equipo con los gobiernos nacional y provincial".

Además, explicitó las diferencias con la administración de Kicillof respecto a las actividades permitidas. "Estamos muy preocupados por el fuerte impacto de la Pandemia en la educación y en la economía de las Pymes, los comercios y los trabajadores autónomos", sentenció el intendente de Vicente López.

Los intendentes de Lanús y Tres de Febrero fueron menos agresivos. "Insistimos en seguir trabajando en conjunto con el gobierno Nacional y Provincial para resolver los problemas de nuestros vecinos", aportó Grindetti en su posteo. Mientras que Valenzuela sostuvo: "Hoy nos juntamos en San Miguel a conversar sobre gestión pública y pandemia, los desafíos de convivir con el virus en la educación, el trabajo, la vida social. Nos preocupa mucho el momento, y nos convoca a mejorar el trabajo con los gobiernos de Nación y Provincia".

En Juntos por el Cambio usan como botín de disputa los fondos prometidos por la Provincia y que, según ellos, nunca desembolsó. Por esa razón salieron a pedirle una reunión "urgente" al mandatario, que rápidamente fue desactivada por Kicillof y su anuncio de la transferencia de "otros" $1.500 millones.



COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Creés que Kicillof podrá llegar a un acuerdo con los bonistas?