Salud

Cannabis medicinal: se debate por primera vez la regulación y hay altas chances de que avance en la Legislatura

El proyecto que envió Axel Kicillof tiene el visto bueno de gran parte de los legisladores. Avanzará en Diputados pero se anticipan posibles complicaciones y exigencias en el Senado. Qué dicen los especialistas e integrantes de los bloques oficialistas y opositores.




Por Juan Vera Visotsky


Desde hace años, muchos y muchas cannabicultores y usuarios de marihuana para uso medicinal en la Provincia esperaron con expectativas este día. Luego de pasar bajo la lupa de varias comisiones de la legislatura bonaerense, el proyecto de ley para la regulación, distribución y comercialización de cannabis medicinal que lleva la firma del Gobernador Axel Kicillof se debatirá en Diputados.
 
Desde el bloque de Diputados del Frente de Todos hay optimismo respecto a que el proyecto de ley sea aprobado hoy en la Cámara baja. Sin embargo, no se respira el mismo aire de positividad en la Cámara alta, donde el proyecto podría ser rechazado o enviado de nuevo a la Cámara baja para recibir modificaciones.
 
Los diputados de la oposición buscarán hacerle modificaciones al proyecto, lo cual podría derivar en complicaciones para el dictamen de mayoría en Diputados. Así lo explicitó en diálogo con NuevaBA, el legislador de la UCR en Juntos por el Cambio Emiliano Balbín.

En declaraciones de ayer, el dirigente radical explicó que desde la oposición estuvieron "todo el año pasado trabajando en la agenda de cannabis en la Provincia”. El oficialismo, por su parte, a través de la presidenta de la comisión de Salud María Laura Ramirez, presentó su iniciativa oficial y a fin de 2020 se presentó la creación de la Agencia Provincial de Cannabis. "De algún modo recolecta las dos iniciativas en Diputados", dijo Balbín.

Ante ese panorama, sin embargo, el legislador de la UCR aseguró que están "de acuerdo con la creación de la ley", pero que les "parece importante que se acepten ciertas modificaciones que incorporen lo que planteaba el proyecto inicial" de su espacio.
 
Fuentes de la Comisión de asuntos constitucionales de la Cámara de Diputados confiaron a NuevaBA algunas apreciaciones sobre el proyecto que podría ser aprobado hoy: se resaltó como positivo que “que se establezca un régimen unificado de lo que es la producción de cannabis en la Provincia de Buenos Aires”.

“Si bien ya hay una ley nacional a la que la provincia adhirió, nunca se pusieron en práctica los protocolos para la producción y elaboración de cannabis para uso medicinal”, dijeron las fuentes a NuevaBA.


 
Por otra parte, desde la Comisión explicaron: “Esta ley además intenta generar un cuerpo interdisciplinario donde no solamente va a funcionar el ministerio de Producción, (que sería fundamental para nuestra provincia en cuanto a generación de empleo y fuerza productiva e industrial) sino también prevee un instituto de la ciencia para establecer cuáles son los alcances que tiene el cannabis medicinal”.
 
Este potencial del cannabis para la producción y la economía de la Provincia, también fue resaltado por especialistas como el periodista Emilio Ruchansky, quién supo investigar el tema cannabis y demás sustancias en libros como “Un mundo con drogas”.

“Es un proyecto bastante similar al de Uruguay donde el Estado interviene en todas las fases, desde la elaboración hasta la distribución y la comercialización. También se estaba yendo de las manos que los municipios tuvieran sus propias leyes”, señaló Ruchansky en diálogo con este portal.
 
El especialista destacó lo "interesante" de que "el Estado se haga cargo de controlar la calidad de lo que se produce, ya que eso puede abrir el juego a las Pymes”.
 
En ese sentido, precisó el caso de Estados Unidos como ejemplo: "(En ese país) existe un sistema de laboratorios para testear la calidad del cannabis lo cual, si bien encarece el producto final, también es necesario. Eso acá se está planteando que lo regule el Estado".
 
Ruchansky además destacó un dato no menor: “El proyecto resalta, textualmente, que el gobierno tiene que establecer buenas relaciones con la comunidad canábica. Es importante que se reconozca la existencia de una comunidad cannábica y el conocimiento que tienen muchas personas que sobre cultivo y sobre cómo crear y cocinar el aceite para uso terapéutico y demás".

Asimismo aseveró que “hay que ver si se apunta a acoplar esa comunidad al sector productivo, lo cual implicaría otras cuestiones”. No obstante, “sin dudas - aclaró -habrá incentivos para que también el sector privado se vuelque a la producción”.

En el mismo sentido, Ruchansky también agregó: “Si bien pueden intervenir también los privados, no es que se crea una empresa mixta estatal, sino que es el Estado el que lo va a regular”.
 
El lunes el oficialismo aprobó por mayoría el proyecto impulsado por el Frente de Todos, luego de una reunión conjunta de las comisiones de salud, presupuesto, legislación y asuntos constitucionales. Ante esto Balbín se quejó de que "no se tomaron las consideraciones de modificaciones para mejorar la ley".

"Nosotros lo que buscamos es que no sea una ley del Gobierno sino una ley de la provincia de Buenos Aires, donde se consideren todos los aspectos para mejorar esta agencia que se quiere crear", juzgó.

Por su parte, la Diputada del Frente de Todos y presidenta de la Comisión de Salud María Laura Ramírez comentó al portal  bonaerense CronosNoticias: “Para mí como presidenta de la comisión de salud, después de haber trabajado ocho meses en un contexto de pandemia con las familias, fue de una inmensa alegría que nuestro Gobernador haya escuchado las problemáticas y que haya planteado con su equipo hacer este proyecto de ley que lo hemos elaborado en conjunto y que se presentó en el mes de diciembre con fuerza de ley con la creación de la Agencia Provincial de Cannabis”.
 
“En la Provincia de Buenos Aires hay más de 30 ordenanzas que se están regularizando en algunos territorios bonaerenses la utilización de este tipo de tratamientos. Hay más de 90 distritos que habían adherido al Concejo Deliberante pidiendo una ley provincial que regule y que de participación a los Municipios”, añadió la legisladora en diálogo con ese portal.
 
También explicó que creando "esta Agencia, que no va a depender de Salud sino del Ministerio de gobierno en este caso a cargo de la compañera Teresa García, va a ser un abanico más amplio en donde no solo se va a acompañar a las familias y a los usuarios de cannabis, sino que también se va a dar la posibilidad de la producción”,.



Desde el bloque de Juntos por el Cambio consideran que "se tiene que crear un instituto al estilo IOMA o IPS”, es decir “que sea colegiado y que haya representación de las organizaciones que están vinculadas al tema” como por ejemplo: “Las universidades que tienen asiento en la Provincia y representación parlamentaria donde se considere a la oposición como parte del directorio, que se limite la duración del mandato", dijo Balbín a NuevaBA

Respecto a la parte medicinal, desde la comisión de asuntos constitucionales dijeron: “Está muy probado con lo que tiene que ver con las epilepsias convulsionantes, es un paliativo que no solamente aminora los dolores sino también las convulsiones en chicos que padecen síndromes y enfermedades graves y se están estudiando posibles eficacias para otras enfermedades”.
 
Además, la misma fuente señaló una contradicción con esta cuestión: “Hay mucho prurito respecto del tema, no así respecto a otros opiácidos que también están prohibidos en la provincia de Buenos Aires como es el opio; pero no así la morfina y la nubarina, que son derivados del opio y se utilizan a nivel médico contra el dolor y para cuidados paliativos”.
 
“Creo que de una vez por todas es necesario trabajar esto de una manera interdisciplinaria para ver que otros efectos buenos tiene el cannabis medicinal”, aseveraron a NuevaBA las fuentes reservadas.
 
Por su parte, Ruchansky también dijo: “Los argumentos de la ley son para destacar: además de hablar de uso terapéutico se habla de uso adulto, también llamado recreativo. Tiene que ver con explorar”
 
“Va en consonancia con lo que está sucediendo en otros países como Canadá, EE UU, Uruguay. Es decir, no se esconde bajo la alfombra que hay un avance hacia un mercado más grande”, dijo a NuevaBA el periodista especializados en el tema.
 



¿HABRÁ DISCUSIÓN SOBRE EL USO RECREATIVO?
 
Respecto a lo que consta con el consumo no medicinal de la planta, por el momento habrá que esperar. No obstante, Ruchansky prefiere hablar de “consumo adulto”, para hacer énfasis en la información y responsabilidad que conlleva cualquier tipo de consumo.
 
Desde la comisión de asuntos constitucionales dijeron: “Creo que todo el mundo tiene el derecho a hacerlo. Creo que es una sustancia que no genera la nocividad que sí te genera por ejemplo el cigarrillo industrial, que sí está legislado y aceptado por la sociedad, no como el cannabis. Lo que pasa es que es un gran negocio que a los narcotraficantes no te conviene que se legalice”.
 
Sobre el consumo recreativo de cannabis, Balbín opinó: "Yo tengo una mirada favorable, pero no es parte de la discusión de hoy. Ahora estamos debatiendo la cuestión terapéutica, que si uno la analiza desde el punto de vista productivo y de una provincia agroindustrial como es la nuestra, es algo que se puede hasta pensar como una salida que le puede dar una pujanza en la Provincia frente a la situación económica difícil que se vive".

"Me parece que es una discusión que se tiene que dar en otro momento y no sé si desde la Legislatura bonaerense lo podemos abordar. Me parece que es más una cuestión que debería dirimir el Congreso de la Nación: por un lado despenalizar y quitar al cannabis de las drogas duras como la ley de estupefacientes y por otro lado avanzar en la ampliación de derechos en cuanto a la despenalización de la marihuana y el consumo recreativo", concluyó el legislador en diálogo con NuevaBA.
 
Si bien por el momento este proyecto no contempla la comercialización para consumo recreativo, Ramirez afirmó en diálogo con el portal bonaerense Cronos: "La discusión del cannabis en Latinoamérica está hace más de 30 años y hay países en América del Sur que están reglamentando este tipo de tratamientos, así como también lo recreativo y la producción. Argentina no puede quedar ajena en ese debate".
 
Sobre este último punto, las fuentes de la comisión de asuntos constitucionales fueron claras: “Hay mucho hipócrita dentro de algunos los gobiernos que hasta fuman cannabis, pero salen a hablar desde los banquillos acusatorios sobre el uso recreativo”. Y sentenciaron: “Ojalá seamos un poco más honestos, menos caretas y empecemos a hablar del uso del cannabis de manera recreativa”.


COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con las nuevas restricciones en el AMBA?