Crisis habitacional

Tomas en Olavarría: cómo sigue el retrato de la crisis habitacional

Ya pasó más de una semana desde el momento en que un grupo de vecinos y vecinas de la ciudad del centro de la provincia de Buenos Aires ingresaron a los terrenos del barrio Lourdes. La siguiente historia es conocida: una situación que se le fue de las manos al municipio, una denuncia y pedido de desalojo que no prosperó, y la intervención provincial.

Por Tomás Correa


El pasado 5 de abril un grupo de vecinos y vecinas de la ciudad de Olavarría tomó diversos terrenos del barrio Lourdes. El municipio dejó pasar la situación, y lo que al principio fueron poco más de 10 familias se convirtieron en 101, un total de 307 personas según pudo saber Nueva BA.

Pero el conflicto guarda una situación mayor detrás. Se trata de un retrato y una visibilización de la crisis habitacional que existe en la provincia de Buenos Aires, desigualdad que la pandemia logró aumentar. En datos de Red Solidaria, desde marzo del 2020 hasta hoy, la demanda de viviendas creció en un 30%.



Desde el comienzo de la toma, la situación tuvo diversos cambios y actualizaciones: primero, cabe recordar, existió una denuncia de Ezequiel Galli - intendente de Olavarría - acompañada de un pedido de desalojo. La misma se desestimó con la intervención de la Defensoría del Pueblo bonaerense, quien pidió que se cumplan los protocolos de la Corte Suprema de Justicia, dando paso a una mesa de diálogo que incluyó, entre otros, al gobierno provincial.

En ese marco, el pasado viernes Rubén Pascolini, subsecretario de Hábitat, arribó a la ciudad bonaerense para reunirse con funcionarios del gobierno municipal, y poder continuar con los pasos a seguir en la resolución de la situación. El martes, se realizó una asamblea por Zoom que contó con presencia del Honorable Concejo Deliberante, la Provincia, el Municipio, representantes del Ministerio de Mujeres, de Desarrollo Social de la Nación y la Defensoría del Pueblo.



¿El siguiente paso? El día jueves se realizó un relevamiento para conocer el número de familias que se encuentran en el lugar, y la situación de cada una. En medio, las y los delegados elegidos por el grupo de vecinos y vecinas de la toma hicieron una conferencia de prensa.

“Lo que hicimos como vecinos es llevar una propuesta a la Municipalidad, a Fiscalía y al Concejo Deliberante, explicando la situación y buscando una solución a esto. Nosotros propusimos que se entregue el terreno, hacer un loteo, una nivelación y poner una cooperativa que era una bloquera para que nosotros mismos, entre vecinos, podamos construir nuestras casas, y no hemos recibido muchísimas respuestas”, comenzaron explicando.

EMERGENCIA HABITACIONAL: NUEVAS TOMAS PONEN EL FOCO EN UNA PROBLEMÁTICA QUE ESTÁ EN AGENDA OFICIAL

También, obviamente, hubo una crítica hacia la cúpula municipal: “Después de quince días de estar acá, con lluvia y frío, vino Diego Robbiani con Mariano Ciancio, porque este es el pulmón del barrio. Si esto es el pulmón para qué están los zanjones”. También agregaron que no quieren que les "regalen los terrenos, sino que (les) hagan una cuota fija, por mes, de 2 mil o 3 mil pesos.



Para el Municipio, una de las razones por la que no se pueden entregar esos terrenos es la poca posibilidad de habitarlos que existe. Para los vecinos y vecinas “ellos tienen herramientas, máquinas, retroexcavadoras, niveladoras".

"Tienen las herramientas para ayudar a la gente y se lavan las manos. La gente tiene frío y los baños los trajeron después de dos semanas. Queremos una solución”
, explican.

Según un relevamiento presentado por una organización local, en la toma hay un total de 188 niños, niñas y adolescentes, un número que preocupa a cualquier persona que lo mire. A eso hay que sumar 14 mujeres que están embarazadas.

Pero no son los únicos datos que duelen al verlos: en los terrenos se relevaron un total de 34 hogares donde vivirían niños o niñas con padres o madres solteras. Si dividimos, se trataría de 27 madres que están ahí solas con sus hijos e hijas y 7 padres en la misma situación.



Lo mismo ocurre con las situaciones de violencia de género. En el relevamiento realizado por el MTE arrojó que en 26 de las familias hay al menos un caso de violencia de género, de las cuales la mayoría no ha recibido asistencia gubernamental.

Si vamos a la situación laboral, un 16,8% de las familias sufren desempleo total, mientras que la mayoría depende del trabajo de uno de sus integrantes. De esta manera, seguimos con los números que preocupan y de los cuales hay que ocuparse de manera urgente.

Según pudo saber Nueva BA, desde la Subsecretaría de Hábitat calculan que en Olavarría existe un déficit de viviendas de unos 4600 hogares, pero que el rojo en casas nuevas sería de 1700 hogares. El resto serían construcciones que necesitan mejoras.



Queda esperar que el protocolo continúe, aunque las posiciones parecerían, en principio, bastantes claras: Un municipio que no quiere ceder las tierras, un grupo de vecinos y vecinas que quieren asentarse en el lugar y un gobierno provincial que tratará de agotar las instancias necesarias para no llegar a un desalojo.

En el medio, un retrato y una imagen que vale más que mil palabras: la desesperación de más de 100 familias que no encuentran respuestas al acceso a un derecho, tal como lo es el de una vivienda digna. “Pobre del que ha olvidado que hay un niño en la calle”, reza una canción de Armando Tejada Gómez, una de las cosas más importantes a no olvidar en este día.


COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con las nuevas restricciones en el AMBA?