La noticia de la semana

El Estado nacional y el fuerte apoyo al laboratorio que producirá la Sputnik VIDA en el Conurbano

En una primera etapa, el activo vendrá de Rusia y desde Richmond esperan para junio producir al menos un millón de dosis por mes. Detalles de la nueva esperanza de superar la pandemia en Argentina y Latinoamérica.

Por Juan Vera Visotsky


La de ayer fue quizás la mejor noticia del año, hasta ahora. Tras más de un año de pandemia y más de 60 mil muertos a causa del coronavirus en el país, una vacuna (según los profesionales, la más eficaz del mundo) se producirá en territorio argentino, para así distribuirse e inmunizar a la población con un producto elaborado en este suelo, bajo el patrocinio y el permiso de la Federación Rusa.
 
Laboratorios Richmond informó que los primeros lotes de 21 mil vacunas ya fueron enviados al Instituto Gamaleya para las pruebas de calificación de calidad y que, de ser positivo el proceso, la producción a escala comenzaría en junio de 2021.
 
En declaraciones de esta tarde a Radio con Vos, el empresario Marcelo Figueiras, titular de la empresa, aseveró: “Hay que comunicar esta noticia con mucha prudencia, pero se puede decir que en esto hay científicos y científicas de la argentina que están a la altura”.
 
Desde Rusia, Figueiras explicó que “hay dos procesos en este desarrollo”. Y precisó: “Una es la inmediata, que es la producción en local en Buenos Aires y que tiene que ver con la fase final de la producción, es decir formular, filtrar y envasar el principio activo que se envía desde Rusia”.
 
“La otra fase es la inicial, que por ahora hasta que se haga la nueva planta, se está haciendo acá en Moscú, que tiene que ver con el fermentado y los procesos iniciales del desarrollo que viene desde lo que es la célula”, especificó el empresario que se encuentra en el país eurasiático ultimando detalles de este ambicioso proyecto.
 
En línea con esos detalles, señaló que "los componentes para el desarrollo de la vacuna llegarían a fines de mayo", y por eso es que en Richmond tienen "proyectado comenzar con la producción del primer millón de vacunas en el mes de junio”.



Pese a que el acuerdo es entre un privado y en Estado nacional extranjero, Figueiras enfatizó en el rol del gobierno argentino: "Nosotros vamos a producir, en principio, vacunas para Argentina. Una vez que esté la otra planta, nuestra idea sería llegar a 5 millones de vacunas mensuales y empezar a producir un hall de vacunas para Sudamerica”, reveló el empresario y aseveró: "Todo el mundo se encolumnó para que este proyecto vaya para adelante. Todos pusimos todo. Estado y empresas".
 
De momento, la producción de la flamante Sputnik VIDA está en la órbita del Ministerio de Producción de la Nación, a cargo de Matías Kulfas. Pese a que el laboratorio Richmond tiene su sede en la localidad de Pilar, por el momento el Ministerio de Producción bonaerense no se ha involucrado en este proyecto.
 
“El crédito fue brindado desde el Ministerio de la Nación, al igual que con Salud. Las reuniones fueron con esa gente”, dijeron al respecto a NuevaBA desde la cartera que comanda Augusto Costa en territorio bonaerense. El desarrollo de la Sputnik VIDA, como no podía ser de otra manera debido a la centralización de las gestiones por los fármacos, está en las espaldas del Ejecutivo Nacional.
 
La cartera que comanda Kulfas brindó asistencia técnica y financiamiento a Laboratorios Richmond para mejorar su capacidad productiva, incorporar equipamiento y modernizar sus instalaciones, lo que contribuyó a que pudiera producir la vacuna de Gamaleya en Argentina.
 
Desde diciembre de 2019, cuando concluyó la gestión de Juntos por el Cambio en los niveles nacional y bonaerense, se viene destinando $2.800 millones para financiar proyectos de inversión, de investigación y desarrollo y reconversión productiva para combatir y tratar el COVID-19 y producir equipamiento médico.

"En junio podremos hacer un millón de dosis. Nuestra idea es avanzar hasta 5 millones de dosis por mes, con el objetivo de llegar a 500 millones de dosis por año para abastecer a Sudamérica y a Europa también"

 
 
A través de la Secretaría de la Pequeña y Mediana Empresa y los Emprendedores, el Ministerio otorgó a Laboratorios Richmond un crédito para capital de trabajo por casi $30 millones, que fue financiado con el Fondo Nacional de Desarrollo Productivo (FONDEP) en el marco del Programa de Apoyo al Sistema Productivo Nacional.
 
Al respecto de este tema, el propio Kulfas aseveró que esto “confirma dos de nuestras convicciones más fuertes”. Y las mencionó: “Que el conocimiento tiene que recibir siempre apoyo estatal y que la cooperación público-privada es el camino para construir un país mejor”.
 
Desde Producción y Desarrollo de la Nación informaron que, además de contribuir con el Laboratorio Richmond para el desarrollo de la vacuna Sputnik V en la Argentina, a través de SEPYME se financiaron 225 proyectos por más de 2.395 millones de pesos en 2020 a través del Programa de Asistencia al Sistema Productivo Nacional.
 
“Se asistió a MiPyMEs, cooperativas, empresas e instituciones de Investigación y Desarrollo que contribuyan a combatir la emergencia sanitaria”, especificaron en un comunicado desde la cartera productiva nacional.
 
Y continuaron: “En búsqueda de reforzar capacidades y desarrollar soluciones para combatir y tratar el COVID-19 y mejorar el equipamiento médico del país, la Subsecretaría de Economía del Conocimiento otorgó más de $445 millones de pesos en distintos programas (como aportes no reembolsables a través del programa Soluciona y beneficios fiscales del Régimen de promoción de biotecnología moderna)”.
 
También desde la localidad de Pilar fueron cautos con el tema, y pese al anuncio que se celebró fuertemente el día de ayer, en las redes y vías de comunicación oficiales del Municipio no dieron mayores declaraciones ni anuncios.


 
Un dato de color pero interesante de todo esto es que la planta de Pilar que se encuentra en funcionamiento ahora y que desarrolló las 21 mil vacunas enviadas a Rusia por estas horas, fue inaugurada por Cristina Kirchner en 2011.
 
"En junio podremos hacer un millón de dosis. Después, nuestra idea es avanzar hasta 5 millones de dosis por mes, con el objetivo de llegar a 500 millones de dosis por año para abastecer a Sudamérica y a Europa también. Ésta es la proyección para dentro de un año o año y medio", declaró con mucha expectativa el empresario Figueiras.  
 
En términos económicos esto sin dudas podría significar un avance en materia de producción para el desarrollo y la exportación hacia el resto de América latina, lo cual desprende otro análisis que se inmiscuye en ámbito de la geopolítica: junto a la Soberana 2 producida en Cuba, hay de momento dos vacunas contra el Covid-19 en desarrollo en el continente latinoamericano. A Estados Unidos no le gusta esto.  
 
 
 
 


COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con las nuevas restricciones en el AMBA?