Muchas obras estructurales

La Provincia planea invertir casi 35 mil millones de pesos para obras hídricas

Los trabajos que lleva adelante la gestión bonaerense se dividen principalmente en obras de abastecimiento, desagües pluviales y cloacas. "El agua es salud, vida, soberanía y desarrollo sustentable", dicen desde la subsecretaria de Obras Hídricas.

Por Juan Vera Visotksy


El gobierno bonaerense tiene planeada una inversión de casi 35 millones de pesos para obras hídricas de saneamiento, mantenimiento, abastecimiento y cloacas en todo el territorio provincial para este año. Así lo detalló el subsecretario de obras hídricas Guillermo Jelinski.
 
“Si bien la pandemia complicó la ejecución de varias obras. Algunas se van a ejecutar a través de la misma cartera de Nación”, dijo el funcionario en diálogo con NuevaBA. Además, también hay otro convenio que firmó el gobernador Axel Kicillof con el ministro nacional Gabriel Katopodis para ejecutar obras por 4.200 millones de pesos para obras de agua, saneamiento y pluviales.

El paquete de obras está dividido en obras de agua, cloacas, de captación nueva y potabilización, de tratamiento de fluentes y de mantenimiento a cargo de ABSA. Por otro lado, también está considerado en el plan obras de control de aguas y drenajes, que tiene que ver con la intervención en las grandes cuencas como el dragado del salado, la mejora y adecuación de cauce en el río Luján, en Reconquista y un plan de 1000 kilómetros de limpieza de arroyos en el conurbano y parte de la provincia.

"Los ejes fundamentales de estas obras son que el agua es salud, vida, soberanía y desarrollo sustentable", dijo a este medio el subsecretario bonaerense Jelinski.
 
Desde la subsecretaría de Recursos Hídricos bonaerense también organizan capacitaciones en escuelas y en institutos de formación docente para concientizar sobre el cuidado del agua y su uso sustentable. En escuelas primarias y secundarias. "Entendemos que los replicantes más importantes son los jóvenes", aseveró el subsecretario. 
 
“Por un lado, las obras comprenden lo que es abastecimiento de agua potable y saneamiento todo lo que son efluentes cloacales; por otro lado, lo que es la minimización del riesgo de inundaciones (para lo que) se desarrollan obras de desagües pluviales y de protección de inundaciones”, expresó Jelinski a NuevaBA.

En particular, sobre esto hay obras en Matanza Riachuelo. "Puntualmente estas obras que se hacen al lado del río hacen que se bombee para el lado del cauce cuando las localidades se inundan", dijo Jelinski a este portal.


 
"Lo que tratamos de impulsar es realizar obras estructurales, que en muchos lugares hacen mucha falta, como en el caso de Bahía Blanca, donde lo que se viene haciendo desde hace años son pequeños arreglos que no resuelven el problema de fondo que tiene que ver con el abastecimiento y que solo se resuelve con una obra estructural”, detalló el subsecretario.
 
"El gobernador sabía muy bien de los principales lugares que estaban con problemas en la Provincia y esos fueron los lugares que primero visitamos", resaltó Jelinski a este portal. "Ese fue el caso por ejemplo de Bahía Blanca, donde vimos que hace 50 años que no se hacían obras estructurales muy necesarias para el abastecimiento de agua en la ciudad. La planta de tratamiento ya no tiene capacidad para todo lo que creció Bahía y también hay problemas en la distribución".
 
Para las obras en esta parte de la provincia se tiene pensado un plan de 160 millones de dolares, de los cuales ahora se están licitando los primeros 65 millones. En Bahía Blanca puntualmente hay un asterisco que tiene que ver con el uso que hacen del agua las empresas pertenecientes al polo petroquímico. "Con esas empresas, con el puerto y con la Unión Industrial estamos trabajando en una planta de reuso del refluente cloacal para derivar esa agua reutilizada para la industria y derivar esa agua que hoy usa la industria para potabilización. El problema es que hay que potabilizar las plantas, porque hoy esas plantas no tienen capacidad para ese trabajo".
 
"Cuando asumimos la mayoría de las obras estaban paradas", fustigó Jelinski en cuanto a administración anterior, que encabezó la ahora candidata de Juntos por el Cambio por la Ciudad, María Eugenia Vidal.

Desde la cartera de obras públicas en 2020 se pusieron el objetivo de poner en marcha todas esas obras y a recuperar créditos que estaban a punto de perderse o estaban subejecutados: el crédito CAF de la Cuenca del Luján, el de la cuenca del Reconquista, el crédito Banco Mundial del Salado, uno para Bahía Blanca de la CAF, cuatro créditos para obras de drenajes en San Antonio de Areco y Pergamino. "La pandemia provocó que se realentizaran los trabajos", lamentó Jelinski.
 
El subsecretario agregó que ABSA tenía una deuda con proveedores al momento de asumir la nueva gestión, por lo cual estaba subejecutando sin poder hacer las nuevas obras. 
 
 
   



COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con las nuevas restricciones en el AMBA?