• 22.11.2018

Presupuesto 2019: "grietas" en Cambiemos y fuerte rechazo del peronismo



El Presupuesto 2019 prevé un fuerte impacto en las arcas de los municipios bonaerenses a partir de la transferencia de los subsidios. La medida generó malestar en los intendentes de la oposición e incluso entre algunos jefes comunales del oficialismo.


El oficialismo ya cuenta con el apoyo explítico de dos intendentes de peso. Uno es el platense Julio Garro, que, tras alzar la voz contra el traspaso del subsidio al transporte, afirmó que los alcaldes "vamos a hacer el esfuerzo que la Provincia necesite".

El otro es el bahiense Héctor Gay, que remarcó: "Apoyamos firmemente la gestión de Vidal y obviamente el Presupuesto para 2019". Agregó que los intendentes "tenemos claro el costo que se debe pagar para llegar a las métas de déficit cero y por eso los municipios tenemos que ir en esa línea".

Como informó Nueva BA, Garro y Gay son los intendentes más premiados por la Provincia en el reparto de fondos para obra pública. La Plata recibirá 3410 pesos por habitante para obras, mientras que Bahía Blanca dispondrá de 1828 pesos por vecino. Ambos manifestaron su respaldo al Presupuesto tras reunirse con el titular de la Cámara de Diputados, Manuel Mosca.

Otro intendente del PRO que salió a respaldar el proyecto oficial fue Jorge Macri. "Vidal viene trabajando desde el primer día para ordenar las cuentas de la Provincia. Este proyecto, que también asume gastos que antes financiaba el Gobierno nacional, es una nueva muestra de su compromiso con cada uno de los bonaerenses”, resaltó. El jefe comunal de Vicente López también hizo esas declaraciones tras reunirse con Mosca.

El diputado oriundo de Bolívar, que oficia de nexo de Vidal con los intendentes, también sumó en los últimos días el apoyo del macrista Vicente Gatica, de Bragado, y del massista Guillermo Britos, de Chivilcoy.  

Gatica aseguró que "si los intendentes tenemos que hacer un esfuerzo junto a la Provincia, lo vamos a hacer", al tiempo que explicó que "hemos logrado equilibrar nuestras cuentas a raíz del esfuerzo que ha hecho la Gobernadora y de reclamar recursos a la Nación que le corresponden a la Provincia; entonces, al generar esos recursos entendemos que podemos ser parte de la solución".

Pero el dato político más relevante es el respaldo de Britos, que en los últimos meses tomó distancia del Frente Renovador y ensayó un acercamiento estratégico a Cambiemos, aunque nunca terminó de confirmar los rumores sobre su salto al oficialismo.

"La Gobernadora tiene que tener todos los recursos para que la Provincia funcione y los municipios necesitamos también cierta autonomía. Por eso estamos dispuestos a hacer el esfuerzo y estamos seguros que la Gobernadora también lo va a hacer para que los municipios tengamos los recursos necesarios para afrontar las exigencias permanentes de los vecinos", señaló Britos.

Diferencias en el radicalismo

El traspaso de subsidios y el tope de 38 por ciento al cobro de tasas municipales generaron fricciones hacia el interior de la Unión Cívica Radical (UCR), una de las fuerzas que integra la alianza Cambiemos. Días atrás, el vicegobernador Daniel Salvador, titular del partido a nivel provincial, recibió a los alcaldes de ese espacio para contener las críticas.

En diálogo con Nueva BA, el intendente de General Viamonte, Franco Flexas, advirtió que el traspaso de la tarifa social de energía a las comunas "repercutiría de una manera enorme en nuestras arcas". Ese distrito de la Cuarta Sección es uno de los más perjudicados en el reparto de dinero para obras: recibirá sólo 150.000 pesos para obras de desagües pluviales.

El intendente explicó que en el desagregado figura ese monto porque corresponde a "una primera etapa de una obra que ya está en ejecución" y aclaró que "tenemos acordado de palabra que se va a terminar la obra en caso de que se actualice el Fondo del Conurbano".

Otro radical, Daniel Cappelletti, de Brandsen, le apuntó al Ejecutivo por el límite que pretende imponer en el cobro de tasas. El Presupuesto que el alcalde presentó en su municipio prevé un incremento de tasas "por encima del 45 por ciento". 

"El radicalismo históricamente defendió la autonomía municipal. Es un claro avasallamiento decirle a un municipio qué puede hacer y qué no. No es la Provincia la que tiene que fijar las tasas; si fuera así, seríamos una delegación del Gobierno", disparó.

Además, Cappelletti le dijo a Nueva BA que si se concreta el traspaso de la tarifa social de energía a los municipios "tendríamos un impacto bastante fuerte desde lo presupuestario".

Una postura distinta exhibió Gonzalo Peluso, de Magdalena: admitió que "a ningún intendente le gusta perder fondos", pero afirmó que "el ajuste no lo puede hacer sólo la Nación" sino que "el esfuerzo tenemos que hacerlo entre todos".

Peluso estimó que lo que podría generar mayor impacto en las arcas municipales sería la quita de subsidios al CEAMSE. Sin embargo, calculó que del total de 2500 millones de pesos de la región capital, Magdalena asumiría junto a Brandsen un porcentaje cercano al "cinco por ciento". El impacto de la transferencia de la tarifa de energía aún no fue medido.

Según el desagregado del Presupuesto 2019, Magdalena dispondrá de 236.637.096 pesos para hacer obras en 2019. Se trata en su gran mayoría de trabajos nuevos; sólo uno de ellos, un desagüe cloacal, ya se encuentra en ejecución.


COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Macri y Vidal podrán revertir la contundente derrota de las PASO?