>

CONTRA EL "APARTHEID" EN EL NORTE DEL CONURBANO

Tras las denuncias de las trabajadoras, Zamora quiere autorizar el ingreso del transporte público a Nordelta

El intendente de Tigre presentó un proyecto de ordenanza para permitir que la línea de colectivos 723 circule por la avenida central del complejo privado. Las empleadas habían denunciado que los propietarios no las dejaban viajar con ellos porque "huelen mal".



Luego de que trabajadoras domésticas de Nordelta denunciaran discriminación por parte de los propietarios, el intendente de Tigre, Julio Zamora, envió al Concejo Deliberante un proyecto de ordenanza para que el transporte público pueda ingresar al complejo de barrios privados.

El proyecto busca que los colectivos de la línea 723 ingresen a la Avenida de los Lagos, que actualmente está bajo "guarda" de las autoridades de Nordelta. La iniciativa llega luego de que las trabajadoras hicieran públicas las situaciones de segregación y discriminación que sufren por parte de los vecinos del complejo, que no las dejan viajar en el mismo transporte que ellos porque "hablan mucho y huelen mal".

Zamora envió el proyecto tras el fracaso de las negociaciones con los vecinos de los barrios privados, que se oponen al ingreso del transporte público. La idea de los propietarios era pagar un transporte privado para que trasladara a las empleadas. "Tienen desconfianza en el transporte púbico, por un tema de seguridad", dijo el intendente a Página/12.

El jefe comunal contó que los propietarios querían extender hasta abril de 2019 el plazo para encontrar una solución, aunque hasta el momento no habían presentado un proyecto alternativo al del municipio. Zamora dijo que las fuertes denuncias de las trabajadoras "nos obligaron a acelerar los tiempos".


La Avenida de los Lagos, que atraviesa los 23 barrios privados de Nordelta, pertenece al municipio, aunque la administración comunal le otorgó la "guarda" a las autoridades del complejo porque no consideraba necesario el ingreso del transporte público.

El jefe comunal aseguró que la Municipalidad desconocía las denuncias de las empleadas y que el proyecto de ordenanza apunta a combatir esa segregación. "Repudiamos cualquier tipo de discriminación y entendemos que esas situaciones que manifestaron las empleadas de Nordelta no se pueden dar bajo ningún punto de vista", manifestó.

“Durante muchos años se caracterizó a Tigre como una zona de barrios cerrados. Nosotros queremos hablar de barrios abiertos, de cohesión social. Consideramos que los espacios públicos son democratizadores y por eso la decisión del ingreso del transporte a la troncal pública que recorre Nordelta”, agregó.


COMENTARIOS



ENCUESTA

Vidal analiza desdoblar las elecciones bonaerenses de las nacionales. ¿Qué opinás?