>
  • 06.02.2019

Gestión PRO

"La foto muestra que la gente no la está pasando bien, pero hay una luz al final del túnel"

Así lo aseguró el intendente de Lanús Néstor Grindetti que buscará la reelección este año y adelantó que ya está pensando en un proyecto "transformador" hasta el 2030. Apoyó la decisión de no desdoblar, se sumó al reclamo de eliminar las PASO y volvió a anteponer a su cuadro de fútbol por encima del de la ciudad que gobierna.



Néstor Grindetti llegó a la gobernación de Lanús en el 2015 rompiendo así con años de gobiernos peronistas que comenzaron con el histórico dirigente Manolo Quindimil. Si bien los cambios son pocos perceptibles, mostró su optimismo para ser reelecto y analizó el panorama nacional.

"Me siento parte de un equipo transformador que está llevando a la Argentina a una cosa distinta de lo que ha sido, obviamente que si los vecinos acompañan quiero seguir formando parte de ese equipo desde Lanús y así poder completar lo que empezamos", afirmó en una entrevista con el programa radial "Política del Sur". 

Quien fuera funcionario de Macri en la Ciudad de Buenos Aires reconoció que "la foto muestra que la gente no la está pasando bien, pero hay una luz al final del túnel" y remarcó que "no hay que mirar para atrás" y que "los lanusenses tenemos que festejar que estamos delante de una oportunidad única".

Sobre las elecciones municipales, el intendente actual chicaneó a su antecesor Darío Díaz Pérez y mencionó que si a este "se le ocurre otra solución además de las que hicimos que me llame y me la diga". Justamente sobre los comicios se mostró alineado a la gobernación y bancó que se haya descartado la posibilidad de desdoblar las elecciones.

"Las decisiones pueden benificiar a uno o a otro, pero lo importante es que la gobernadora haya tomado la decisión y la apoyamos", remarcó y agregó que no está de acuerdo con las primarias. "Las PASO cuestan 6 mil millones de pesos, y creo que tienen que usarse para otra cosa. Un partido pueda llamar a una elección interna y puede agregar a su padrón a todos los ciudadanos que quieran votar", cerró.

Por últimó comentó que en su ida política está "jugando los últimos 15 minutos del segundo tiempo" por lo que espera que el 2019 traiga "un triunfo para esta visión que tenemos de que la Argentina cambie de una vez por todas y para siempre". En el cierre de la entrevista Grindetti se sometió a un particular ping-pong y abrió una herida que saca la furia de los lanusenses.

Es que el periodista le preguntó qué prefería si la reelección de Mauricio Macri o que Ricardo Enrique Bochini vuelva a jugar al fútbol en Independiente el club del cual es hincha y del que utilizó el padrón de socios para hacer campaña en 2015. "El Bocha fue el jugador más grande de la historia pero elijo la reelección de Mauricio", remató volviendo a ignorar al verdadero club de la ciudad.

  • SECCIÓN

COMENTARIOS


ENCUESTA

Vidal analiza desdoblar las elecciones bonaerenses de las nacionales. ¿Qué opinás?