>

EN UN MENSAJE GRABADO

La autocrítica de Macri: "Lo que les pedí fue como trepar el Aconcagua"

Tras haberlos culpado por la suba del dólar, aseguró que respeta "profundamente" a los argentinos que apoyaron al PJ en las PASO. "Muchos sintieron que les exigí mucho y hoy están enojados y agotados", reconoció. Además, insistió con su discurso sobre la "pesada herencia" al afirmar que en 2015 el país "estaba en el décimo subsuelo".



A tres días de la impactante derrota que sufrió Juntos por el Cambio en las PASO, Mauricio Macri anunció medidas económicas "de alivio" para "acompañarlos en este momento difícil" y pidió perdón por haber culpado a los votantes que apoyaron al peronismo por la suba del dólar.

"Antes de comentar las medidas en detalle, quiero pedirles disculpas por lo que dije en la conferencia del lunes. Dudé de hacerla, porque todavía estaba muy afectado por los resultados del domingo, además sin dormir y triste por las consecuencias que tuvo en la economía. Pero prioricé a tender a la prensa para calmar ansiedades, dudas, como siempre lo he hecho", dijo Macri en el mensaje que grabó y difundió esta mañana.

"Sobre el resultado de la votación, quiero que sepan que los entendí. Respeto profundamente a los argentinos que votaron otras alternativas, a los que votaron por nosotros en 2015 y esta vez eligieron no acompañarnos. Que eso haya sucedido, es pura y exclusivamente responsabilidad mía y de mi equipo de gobierno", enfatizó.

En ese sentido, tras haber descargado la culpa sobre los argentinos que acompañaron a la fórmula Fernández-Fernández, Macri reconoció que la dura caída en las primarias tuvo relación directa con sus políticas económicas.

"El domingo hubo muchos argentinos que creyeron en el camino que empezamos, pero que después de un año y medio muy duro dijeron 'no puedo más'. Sintieron que durante este tiempo les exigí mucho. Y lo que les pedí fue muy difícil: fue como trepar el Aconcagua. Y hoy están agotados, cansados, enojados. Llegar a fin de mes se transformó en una tarea imposible muchas veces. Sé que muchas familias tuvieron que recortar sus gastos y que ya no saben dónde más recortar, de qué más privarse", sostuvo.


Sin embargo, desempolvó su discurso sobre la "pesada herencia" kirchnerista y señaló: "Cuando arrancamos en 2015 creyeron que iba a ser más fácil. Yo también lo creí. Pero el punto de partido era como estar en el décimo subsuelo. Hay muchas prioridades, muchas urgencias. Gente sin agua potable, rutas destrozadas donde la gente corría riesgos; millones de familias sin cloacas; zonas donde nadie había hecho obras para que la gente no se inunde. Y la lista sigue eternamente. Esas emergencias hay que solucionarlas", manifestó el Presidente.

"Por mi formación de ingeniero, prioricé solucionar las cosas de fondo. Hacer las bases sólidas sobre las que veo que la Argentina se está poniendo de pie. Pero haciendo una autocrítica. Soy consciente de que el día a día terminó siendo una exigencia agotadora para muchos. Desde mi lugar voy a hacer lo imposible para acompañarlos más que nunca en este camino. Mi intención de hacer y de construir es siempre sana y verdadera. Tres años y medio es mucho tiempo. Y también es poco para reparar lo dañado que estaba el país y construir la Argentina que todos queremos y nos merecemos", remarcó.

Tras anunciar el paquete económico, que incluye bonos a los trabajadores, congelamiento del precio de los combustibles, aumentos de becas y beneficios para las pymes, el Presidente pidió que los argentinos "no pongamos en duda el trabajo que hicimos juntos, porque es mucho".


COMENTARIOS



ENCUESTA

¿Macri y Vidal podrán revertir la contundente derrota de las PASO?