ELECCIONES 2019

La derrota electoral puso en jaque los liderazgos de Vidal en el PRO y de Salvador en la UCR

Dirigentes de ambos partidos salieron a pedir una renovación en la alianza oficialista. Dos intendentes del norte del Conurbano emergen como candidatos a encabezar ese proceso.



El amplio triunfo del Frente de Todos en la provincia de Buenos Aires desencadenó una crisis política en Juntos por el Cambio. En los últimos días, dirigentes del PRO y de la UCR salieron públicamente a cuestionar los liderazgos de María Eugenia Vidal y de Daniel Salvador, los integrantes de la fórmula que perdió las elecciones por 14 puntos.

Quien puso en jaque a la Gobernadora fue el intendente de Vicente López, Jorge Macri. "Ya no hay una gobernadora que nos represente a todos", declaró el primo de Mauricio Macri al término del Foro de Intendentes de Juntos por el Cambio en La Plata. Aunque el alcalde elogió la gestión de la mandataria y destacó su rol en la construcción opositora a partir de diciembre, dejó en claro que el liderazgo de la figura estelar de Cambiemos ya no es indiscutido.

Para Macri, la reconstrucción de Juntos por el Cambio recaerá en una mesa "amplia" conformada por intendentes y legisladores, que tendrán a su cargo la tarea de negociar con el nuevo oficialismo. "Va a ser la unidad de muchos la que nos represente en esa relación (con los gobiernos peronistas en Provincia y en Nación)", sostuvo.

"Los 62 intendentes somos el principal sostén de Juntos por el Cambio. Todas las luces van a estar puestas sobre nosotros. Somos los que representamos al espacio político desde la gestión en la provincia de Buenos Aires", agregó en declaraciones a la prensa tras la cumbre de alcaldes oficialistas.



En las elecciones de octubre, Macri logró la reelección con el 62,53 por ciento de los votos. Su victoria por más de 35 puntos ante el candidato del Frente de Todos le permitió no sólo convertirse en el intendente con mayor porcentaje de votos de Juntos por el Cambio en el Conurbano sino además posicionarse en su carrera hacia la gobernación con miras a 2023.

El propio jefe comunal de Vicente López reconoció en varias oportunidades sus intenciones de presentarse como candidato a gobernador. En los últimos días recibió el apoyo del Presidente, que lo recibió en Casa Rosada para analizar el nuevo escenario político que afrontará el macrismo desde el 10 de diciembre. Un factor clave en ese respaldo es el malestar de Marcos Peña con Vidal por la fallida estrategia electoral en la Provincia.

Pero Vidal no fue la única dirigente de Juntos por el Cambio que salió herida tras la derrota del 27 de octubre. También su vice deberá hacer frente a las críticas de un sector de la Unión Cívica Radical. En las últimas horas, el diputado Walter Carusso bregó por la "renovación" del partido.

"Si se puede dar a partir de la unidad de todos los sectores, mejor; y si no, a través de una elección. Pero estamos dispuestos a renovar al partido porque se cumplió un ciclo", opinó el legislador en una entrevista con el portal Letra P.

Carusso consideró que en esa renovación deberán jugar un rol fundamental los intendentes y quien emerge con más chances de ponerse al frente de ese proceso es el jefe comunal de San Isidro, Gustavo Posse, otro de los dirigentes oficialistas fortalecido tras las elecciones pese a la derrota a nivel provincial. El alcalde ganó con el 47,75 y superó por más de 20 puntos al candidato peronista.


COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Qué intendentes creés que tienen chances de integrar el Gabinete de Kicillof?