Economía

La oferta de Kicillof para reestructurar deuda tendrá quita de intereses, "amortización de capital" y extensión de plazos

Siguendo los parámentros del Ejecutivo nacional, el gobernador bonaerense anunció que en los próximos días presentará formalmente su propuesta para negociar el pasivo de la provincia por un monto de USD 7.148 millones. El plan contemplará un período de gracia de tres años con quita de intereses y "amortización de capital".


En línea con los parámentros del gobierno nacional de Alberto Fernández, Axel Kicillof le anunció a intendentes bonaerenses que en los próximos días presentará formalmente su propuesta para reestructurar la deuda externa de la Provincia por un monto de USD 7.148 millones, a través de un plan que contemplará un período de gracia de tres años con quita de intereses y "amortización de capital".

El gobierno bonaerense, de este modo, informó los lineamientos de la propuesta durante las reuniones que mantuvo con intendentes del oficialismo y la oposición para analizar la salida administrada de la cuarentena y la situación financiera de las comunas.

Kicillof adelantó que “en los próximos días se presentará la propuesta de reestructuración de deuda en moneda extranjera, siguiendo los parámetros expuestos por el Gobierno nacional en su presentación, adaptados a las características particulares de la Provincia”.

“Los objetivos para garantizar la sostenibilidad de la deuda incluyen tres años de gracia; disminución de intereses y, en menor medida, amortización de capital y extensión sustancial del plazo promedio de la deuda”, transmitió a los jefes comunales, tal como informó la Provincia y replicó la agencia nacional de noticias Télam.



El mandatario bonaerense suele repetir que la deuda en dólares es “impagable” para la provincia y, en ese sentido, a principios de mes presentó ante los acreedores privados un "análisis de sostenibilidad", y destacó la necesidad de "consensuar un alivio financiero temporal para poder retomar un sendero de crecimiento duradero y atender las necesidades críticas a nivel social y de infraestructura".

En el documento, el gobierno bonaerense planteó la necesidad de alinear vencimientos con la verdadera capacidad de pago de la provincia minimizar el riesgo de refinanciación, para lo cual las necesidades de financiamiento en moneda extranjera deben reducirse a través de extensión, reperfilamiento y/o recortes desde los valores actuales hasta lograr un perfil de vencimientos sostenible.

"La Provincia acumula años de deterioro macroeconómico y social, el cual se ha agravado significativamente en años recientes de la mano de una profunda recesión. Estimamos que dicha recesión se profundizará como mínimo durante gran parte de 2020 a raíz de la situación de emergencia relacionada al Covid-19", sostuvo el documento presentado por el gobierno bonaerense.

En el escrito, la administración de Kicillof reconoce que la posición fiscal de la provincia "es sumamente frágil" y que "es necesario priorizar la asignación de nuestros recursos para atender las situaciones más críticas a nivel social".

Afirma que "la deuda pública es insostenible" debido a los "vencimientos elevados y concentrados en el corto plazo: el plazo promedio total de nuestra deuda es de apenas 3,3 años y los vencimientos sólo con el sector privado en moneda extranjera totalizan USD 5.500 millones hasta 2023".

Otro elemento que torna insostenible la deuda es "el alto costo de los intereses: el peso de los intereses como porcentaje de nuestros recursos corrientes netos de coparticipación a municipios se encuentra en máximos históricos alcanzando 9% en 2019".

"La falta de acceso al mercado: spreads prohibitivos para refinanciar deuda en moneda extranjera", es señalado en el documento como otro dato que complica la situación de la deuda bonaerense.

Destaca que "la proyección de la evolución de la deuda provincial considerando sus términos actuales muestra un recorrido explosivo", por lo que "resulta necesario por tanto una estrategia integral sobre la deuda pública que permita devolverla a un sendero estable y sostenible".

El gobierno bonaerense explica en el documento que "ha analizado integralmente su deuda y delimitado el universo de la deuda elegible a renegociar en este proceso", y detalla las que presentan "una situación actual más crítica en cuanto a plazo, costo y disponibilidad de acceso a refinanciamiento a tasas sostenibles".


COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Creés que Kicillof podrá llegar a un acuerdo con los bonistas?