Coronavirus en Argentina

El Presidente, el Gobernador y el jefe de Gobierno porteño anunciaron que el aislamiento sigue hasta el 30 de agosto

Alberto Fernández, Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta prorrogaron las restricciones a la circulación por dos semanas más. "El problema ya no es el AMBA", dijo el jefe de Estado, mientras que el mandatario bonaerense llamó a la responsabilidad política de la oposición porque no es momento de "cavar la grieta".


A 147 días de iniciarse el aislamiento social, preventivo y obligatorio, el presidente Alberto Fernández, el gobernador bonaerense Axel Kicillof y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, anunciaron la extensión de las restricciones generales hasta el 30 de agosto, en el marco de la pandemia por el coronavirus.

En un mensaje transmitido en vivo desde la Quinta de Olivos, el jefe de Estado precisó que, en esta oportunidad, "el problema ya no es en el AMBA, el problema se ha diseminado por todo el país y por eso hay que potenciar todos los cuidados”.

Fernández, además, celebró la posibilidad de que la Argentina produzca la vacuna de Oxford junto a México, pidió a los argentinos seguir cuidándose y aclaró que "hace muchos meses la Argentina se olvidó de la cuarentena, si no salgan a la calle y vean".

Kicillof, por su parte, enfatizó en que es necesario aguantar un poco más de tiempo con las restricciones, ya con la certeza de que el país contará con la vacuna de Oxford fabricada en la Argentina lo más pronto posible. "Está probado, más distanciamiento, menos contagio", interpeló el gobernador de la provincia de Buenos Aires.

El mandatario hizo una contundente convocatoria a la responsabilidad social de la dirigencia política, principalmente en una buena parte de Juntos por el Cambio, a quienes invitó a "no buscar votos ni cavar la grieta" con la cuarentena.

"Es díficil cuidar la salud y hacerlo con un coro permanente de los que conspiran, los que atacan y niegan todas las medidas. No es momento de buscar votos, ni cavar la grieta", enfatizó al participar del anuncio presidencial en Olivos.

Respecto de la posibilidad gestionada por el gobierno nacional de que Argentina y México produzcan la vacuna y que dicho producto esté disponible en el país para "el primer trimestre" de 2021, según coinciden funcionarios y empresarios, Kicillof sostuvo "la vacuna cambió todo, porque una cosa es pensar que esto iba a ser eterno, el barbijo y el alcohol en gel durante años, y otra saber que en unos meses más" la gente podrá vacunarse "y esto se va a terminar".

"El saber que hay fecha de vencimiento, justifica los esfuerzos, los sacrificios", analizó Kicillof, ya que "el virus parecía eterno" pero ahora se encontró "el hilo para salir del laberinto".

En ese sentido, expresó: "Es un alivio a futuro, no para el presente, hasta que no tengamos la vacuna la única forma de cuidarse es que no podemos estar juntos, no podemos hacer lo que hacíamos antes, es el único remedio para no contagiarnos".

No obstante, el gobernador puso especial énfasis en que es necesario "no dar pasos en falso ni tener descuidos" y, para ello, sostuvo que "la única forma es bajar la movilidad". Si bien reconoció que no hay "desbordes en el sistema de salud", se sabe que "está creciendo la ocupación" de camas.

"Nadie quiere ver a alguien que se quede sin un respirador", dijo y agregó que "la única forma (de restringir la circulación del virus y la saturación del sistema de salud) es evitar los contagios".

Por ello, insistió con el pedido de continuar con los cuidados personales, aunque implique "dejar cosas de lado".

"Algunos hablan de la angustia de no poder jugar al golf", disparó el gobernador, y remató: "Angustioso es lidiar todos los días con esta enfermedad, angustioso es cambiarse el equipo (de protección personal de los médicos) 46 veces, después de cada hisopado, angustioso es ver que se terminan las camas".

En cuanto a la situación sanitaria del territorio bonaerense, precisó: "Había 883 camas de unidad de terapia intensiva, hoy hay ocupadas 1.173, es decir que estaría colapsado el sistema, habria gente sin camas, pero más que duplicamos las camas y de 883, hoy hay 1.982 camas, 1.200 camas más".

Por último, referenció los 5 mil muertos que dejó hasta el momento el coronavirus para sostener que "la cuarentena es la única forma de salvar vidas".

Por su parte, el jefe de Gobierno porteño anunció que continúa su plan gradual de reapertura, por lo que se avanzará con el permiso para habilitar deportes individuales, la reapertura de todos los locales ubicados en avenidas de alta circulación y zonas comerciales y el regreso de la actividad hotelera aunque alejada del turismo. 


COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Creés que Kicillof podrá llegar a un acuerdo con los bonistas?