Coronavirus

Buena noticia para municipios costeros (y para los argentinos): habrá temporada de verano pese a la pandemia

La secretaria nacional de Promoción Turística, Yanina Martínez, participó de una conferencia de prensa matutina y anunció una muy esperada novedad para los municipios de la Costa Atlántica de la Provincia, que es que los bonaerenses (y los argentinos) podrán ir a las playas este verano, a pesar de la Covid-19.


Desde el Ministerio de Turismo ratificaron ayer que se podrá llevar adelante la temporada de verano en el país y que, para ello, se deberán aplicar diversos protocolos elaborados para la gastronomía, hotelería y agencias de viajes.

Para la Provincia de Buenos Aires, y principalmente para los municipios de la Costa Atlántica, se trata de una muy buena y esperada noticia, ya que se trata de distritos que dependen fuertemente del turismo.

Así lo informó Yanina Martínez, secretaria de Promoción Turística, al participar del reporte diario que emite la autoridad sanitaria, quien en ese sentido señaló que la apertura de la actividad debe hacerse con reparos para que no suceda como en Jujuy, que "fue una de las primeras (provincias) en abrir la actividad y tuvieron que dar marcha atrás".

La funcionaria explicó que desde el Ministerio que conduce Matías Lammens se viene trabajando con las jurisdicciones y con el sector privado "para tener temporada en todo el país".

"Para poder tener temporada de verano en todo el país -que ratificamos desde el gobierno porque estamos trabajando con todas las provincias a través del Consejo Federal y con el sector privado-, lo importante es practicar la responsabilidad individual para no generar daños en la responsabilidad colectiva", explicó Martínez.



En ese sentido destacó la confección de "9 protocolos homogéneos" consensuados para ser aplicados "desde la Quiaca a la Antártida" que brindarán "seguridad y confianza" para así poder "ir avanzando hacia las aperturas graduales".

La noticia es un alivio para los municipios costeros, que veían con preocupación el aumento de casos en el interior de la provincia a medida que se acerca el verano. Con las cuentas en rojo, tanto el sector turístico como los municipios necesitan una buena temporada que, al menos, los mantenga a flote.

Entre los intendentes, las opiniones estaban divididas. Mientras que algunos, como Martín Yeza (Pinamar) y Guillermo Montenegro (Mar del Plata) sostenían que, pase lo que pase, habría temporada de verano con las adaptaciones y protocolos correspondientes; otros como Sergio Bordoni (Tornquist) o Gustavo Barrera (Villa Gesell), señalaban que "no están dadas las condiciones".

Si bien las ciudades costeras cuentan con el suficiente espacio para poder cumplir con los protocolos, y las actividades al aire libre son menos riesgosas, cuentan con menos infraestructura en materia de salud y, en caso de tener un fuerte brote, podrían ser incapaces de controlarlo y se saturaría rápidamente el sistema de salud.

El anuncio trae un poco de claridad, ya que no había un mensaje oficial al respecto, y las opiniones de los funcionarios provinciales no eran optimistas. Con esta confirmación aparece un nuevo horizonte, y tanto los municipios como los privados podrán aceitar los protocolos que ya venían trabajando desde la frustrada temporada de invierno.

 


COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Creés que Kicillof podrá llegar a un acuerdo con los bonistas?