La oposición

Reapareció Vidal con duros cuestionamientos al gobierno de Macri y a los "halcones" de Juntos por el Cambio

La ex gobernadora bonaerense participó de un Zoom con dirigentes radicales y, cuando se potencian las diferencias al interior de Juntos por el Cambio, cuestionó a Macri y Bullrich al afirmar que “dialogar requiere mucho coraje, mucho más que confrontar". Además, dejó una pregunta picante para el ex presidente, al cuestionar si el espacio es capaz de "hacer un buen gobierno”.


En el marco de una reunión virtual con dirigentes radicales, María Eugenia Vidal reapareció muy alineada con la posición de Horacio Rodríguez Larreta en la interna en el PRO y Juntos por el Cambio entre el ala denominado como "halcones" -los dirigentes más reaccionarios para con el oficialismo- y el sector apodado como "palomas" -por su postura más dialoguista- y hasta se animó a criticar elípticamente a la gestión de Mauricio Macri.

Después de algunas semanas sin meterse en el barro de la opinión pública -justo semanas en que la "grieta" se agitó-, la ex gobernadora bonaerense dejó un mensaje cuyos principales destinatarios parecen ser el ex presidente y la titular del PRO, Patricia Bullrich, ya que afirmó que “dialogar requiere mucho coraje, mucho más que confrontar".

“Dialogar requiere mucho coraje, mucho más que confrontar. La confrontación es cómoda. Es muy cómodo para hacer política definir a uno como malo y a otro como bueno”, disparó Vidal casualmente en este contexto, durante una edición del ciclo “Política en vivo: conversaciones para pensar el hoy”, que conduce el diputado nacional de Juntos por el Cambio, Fabio Quetglas.

La ex mandataria dice esto al otro día de que Larreta se pronunciara en contra de la reforma judicial del Gobierno, pero muy lejos del tono de Macri y Bullrich, sin ni una sola alusión a la tan mencionada y poca justificada "búsqueda de la impunidad", y sólo refiriéndose "al momento" y la necesidad de "consenso". Las palabras del jefe de Gobierno porteño, a través de Twitter, ocurrieron después de un Zoom con el ex presidente y la cúpula de JxC, sin Vidal.

En la misma línea, Vidal consideró que “dialogar no es someterse, no es consentir”, la contracara del mote de "tibios" que Bullrich le puso a los "halcones", y resaltó que “los valores, la honestidad y el respeto a las instituciones no se negocian” en la búsqueda de esos acuerdos. “Uno no deja de ser quien es por dialogar con alguien que piensa distinto”, remató.



También le respondió a la ex ministra de Seguridad y la idea de a quiénes representa JxC. Según la dirigente bonaerense, la tarea de encontrar consensos “es bien difícil cuando los extremos son los más ruidosos”, pero está convencida de que “no son los más representativos”.

Durante el encuentro y por primera vez, como publicó Infobae, Vidal hizo una autocrítica sobre sus años de gestión en la Provincia, donde está a la vista de los bonaerenses que los resultados no fueron buenos y tras perder en su primer intento de reelección en 2019.

“Nos habíamos empezado a alejar de la gente, a tomar distancia. Hay una parte de nosotros que dejó de escuchar. Fue en los últimos dos años. Sobre todo después de las elecciones de 2017″, criticó, en una alusión para la que no dejó nombres pero si suspicacias que señalan a los actores de JxC enviados por Macri para participar de las decisiones bonaerenses, como Marcos Peña.

Puso dos ejemplos sobre lo que siente que le quedó pendiente durante sus cuatro años de gestión. Uno, sus problemas con los docentes: “El conflicto docente fue innecesariamente largo. Podríamos haber encontrado un mejor camino de diálogo con los sindicatos docente. Ambos hubiésemos tenido mejores resultados con más consenso y diálogo mutuo”.

El otro ejemplo fue “la situación carcelaria”, situación sobre la que actualmente, ante la pandemia del coronavirus, los problemas quedaron muy expuestos. “Hicimos mejoras pero no fue suficiente. Es una situación que se vuelve cada vez más difícil. Es un problema histórico y cada vez más grave”, sostuvo.

Con respecto al camino que tiene que seguir Juntos por el Cambio, bajó un mensaje que también estuvo cargado de autocrítica, ya que no sólo cuestionó si la alianza hoy opositora puede volver a ganar elecciones, sino que también puso en dudas si pueden gobernar bien.

“La pregunta no es solo si podemos volver a ganar, sino si podemos hacer un buen gobierno”, disparó. Y en esa línea, se explayó: “Para un buen gobierno se necesita el 50% de los votos. Es verdad. Pero se necesita más que eso. Hay que gobernar con otros”.

Por último dejó una definición sobre la manera en que entiende que debe hacerse política: “La política es entender lo que le pasa al otro. Cuando más difícil está, más hay que estar. Hay un fenómeno del poder que cuando las cosas se ponen difíciles, empezas a caer en las encuestas y la calle la toman los que se oponen a vos, se torna todo difícil. Pero cuando más difícil es, más hay que dar la cara”.


COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Creés que Kicillof podrá llegar a un acuerdo con los bonistas?