La situación social

El INDEC informó que con el impacto de la pandemia la pobreza llegó a 40,9 % en el primer semestre

A pesar de las medidas oficiales para mitigar el daño económico por el coronavirus, se conoció que el índice de Pobreza subió más de cinco puntos al cierre de los primeros seis meses de 2020 respecto de un año antes. Dentro de ese universo, más del 10% son indigentes.


Si bien se esperaban estos datos negativos, no deja de impactar el golpe de la pandemia del coronavirus y las restricciones para contener los contagios sobre la situación social de los más necesitados: el INDEC informó que la Pobreza escaló hasta el 40,9% al cierre del primer semestre en todo el país, lo que significa un incremento de 5,5 puntos porcentual respecto al 35,4% de igual período de 2019.

Medido en el porcentaje de hogares, son un 30,4% los que están por debajo de la línea de pobreza. En estos hogares residen el 40,9% de las personas que están en esa situación. En el marco de ese universo de viviendas, un 8,1% está por debajo de la línea de indigencia y esa cifra incluye al 10,5% de las personas.

Según informó el organismo estadístico, en el universo de los 31 aglomerados urbanos que abarca la Encuesta Permanente de Hogares hay 11.680.575 personas en situación de pobreza y, en ese universo, están incluidas 2.995.878 personas indigentes. Si estos datos se trasladan al número total de habitantes de la Argentina, según aproximaciones que elaboran especialistas y consultoras privadas, los pobres son alrededor de 18.500.000.



De acuerdo a los últimos datos disponibles, el 60% de la población percibía ingresos de hasta $ 27.000 por mes al término del segundo trimestre del año, en medio de una desmejora de la distribución según el coeficiente de Gini.

En comparación con el último semestre de 2019, cuando aún gobernaba Mauricio Macri, el incremento fue de poco más de cinco puntos porcentuales. Entre junio y diciembre del año pasado, la pobreza llegó al 35,5 por ciento.

Para tomar verdadera medida de los datos, sirve realizar una comparación entre estos datos y los últimos disponibles del gobierno anterior, cuando no impactó ninguna pandemia. 

Si se observa lo ocurrido entre el primer semestre de 2018 y el primero de 2019 surge que se crearon 3.761.305 personas no pudieron registrar ingresos que alcancen la canasta básica total (CBT). Es decir, 1.110.513 más de pobres durante ese lapso que los generados en el aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia. La cifra se traduce en 2,6 puntos porcentuales más.

En términos de indigencia, el indicador pasó del 4,9% (2.180.230 personas) en el primer semestre de 2018 al 7,7% en el mismo periodo de 2019 (3.460.280). Desde ese momento, el porcentaje se elevó hasta el 10,5% actual (4.764.560  personas). En ambos segmentos temporales, la indigencia aumentó 2,8 puntos porcentuales.


COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Creés que Kicillof podrá llegar a un acuerdo con los bonistas?