Escándalo internacional

El helicóptero de Vidal: el narco fugado y el ex ministro paraguayo que renunció por esa huida y es abogado del hangar

Según se conoció ayer, el caso del helicóptero aparecido en el país vecino contratado por la ex gobernadora gira en torno al escape de un líder narco, conocido como Samura. Pero, además, un nuevo dato es que el ex ministro de Justicia de Paraguay, que fue eyectado por esa fuga, ahora representa a los dueños del hangar.


Según se conoció ayer, el caso del helicóptero aparecido en Paraguay que había sido contratado por la ex gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal no sólo gira en torno al escape de un líder narco sino que también tiene involucrado a un ex ministro de ese país, donde también tiene profundos vínculos políticos Mauricio Macri.

Página 12 contó ayer que el caso del helicóptero de Vidal está vinculado a la fuga de un líder del Comando Vermelho, llamado Jorge Teófilo Samudio pero conocido como Samura.

Los fiscales que investigan en la causa suponen que el narco huyó con alguno de los aparatos que se encontraron en el hangar de Areguá, en el que apareció el Robinson 44 ploteado como de la Policía Bonaerense.

No obstante, el dato que se suma, según revela la misma publicación, es que el mismo ex ministro de Justicia de Paraguay que tuvo renunciar por la fuga de Samura ahora se presentó como abogado de los dueños del hangar.

Se trata de Julio Javier Ríos, que era ministro de Justicia de Paraguay cuando escapó Samura. El ex funcionario se presentó como abogado de los dueños del hangar.

El ex ministro tuvo renunciar porque la fuga de Samura fue un escándalo, con la consecuencia, además, de la muerte de un comisario, Félix Ferrari, durante el operativo en que un grupo del Comando se llevó a su líder. La sospecha es que Samura pasó por el hangar y completó la fuga con un aparato que estaba allí.

Por ahora, las autoridades paraguayas no se pusieron en contacto con las argentinas para saber por qué el helicóptero estaba en Paraguay y por qué mantenía el ploteo que, obviamente, sirve tambien de camuflaje. Es como huir en un patrullero, por ejemplo.

Beech Flying afirma que fue a hacer un mantenimiento en Asuncion porque era más barato, pero tenía una autorización para quedarse en el país vecino de sólo ocho días y resulta que hace un año y medio que está en Paraguay. Los pilotos de helicópteros aseguran que no hay muchos antecendentes de mantenimientos que se hagan en tierras guaraníes, de manera que descreen de esa explicación.

Los fiscales Alicia Sapriza y Marcel Pecci llegaron al hangar de Areguá investigando justamente la fuga de Samura y la actividad del Comando Vermehlo en el mundo de la droga. En el hangar se encontraron con ocho avionetas y el helicóptero que fue parte de un contrato por 102 millones de pesos pagados por la administración de Vidal a un amigo de Macri, Leonardo Spokojni.

El gobierno bonaerense dejó vencer los mantenimientos de la flota de helicópteros de la policía y con la excusa de que estaban impedidos de volar, contrataron a una empresa privada, Beech Flying, la misma que hizo el transporte durante la campaña electoral de Macri. Lo mismo hicieron con los aviones: dejaron vencer los mantenimientos y contrataron vuelos privados con empresas amigas.

La versión que se investiga es que el Robinson estaba a disposición de movimientos clandestinos e ilegales como la fuga de Samura. Pero habrá que probarlo. La empresa de Spokojni lo niega en forma tajante. El condimento es que ahora aparece como abogado el exministro al que se le adjudica responsabilidad en aquella huida de Samura, aunque los rumores indican que el aparato estaba preparado para fugas aún más importantes, de funcionarios de alto nivel sobre los que pesan pedidos de extradición de Brasil. 


COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Creés que Kicillof podrá llegar a un acuerdo con los bonistas?