De cara a las elecciones

El peronismo refuerza vínculos con gremios para el armado electoral

Los sindicalistas Pablo Micheli y Oscar De Isasi blanquearon sus intenciones de ocupar bancas por el FdT en el legislativo bonaerense y nacional, respectivamente. Respaldo a Kicillof con "experiencia acumulada" en la práctica gremial.

Por Juan Vera Visotsky


Durante el último período del gobierno del Frente Para la Victoria (2011-2015), el vínculo entre el oficialismo nacional y los gremios no fue el mejor. Sin embargo, los cuatro años del gobierno de Mauricio Macri parecen haber funcionado como brújula ordenadora para los sindicatos de trabajadores y el peronismo organizado en torno al Frente de Todos.

Luego de años donde primaron la suba del desempleo y la pérdida de los salarios frente a la inflación, son muchos los sindicalistas que no verían con buenos ojos la vuelta de un gobierno de Juntos por el Cambio.

A los casos de Hugo Yasky, Vanesa Siley y Walter Correa en el Congreso de la Nación y al de Omar Plaini en el parlamento bonaerense, ahora se sumaron las intenciones de Pablo Micheli y Oscar De Isasi de ocupar bancas en el poder legislativo de la Provincia y de la Nación respectivamente. Cabe mencionar que, dentro del peronismo, también el Intendente de Baradero, Esteban Sanzio, fue titular del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte (SMATA).  



Micheli, titular de CTA Autónoma, comunicó en las últimas semanas sus intenciones de buscar una banca en el Senado bonaerense. En declaraciones a NuevaBA, el gremialista señaló: “Me preocupa la falta de respaldo que tiene el gobernador (Axel) Kicillof, que estoy convencido que quiere hacer las cosas bien en la Provincia. Lamentablemente tiene un Senado adverso”.

Además, el histórico sindicalista comentó por qué decidió buscar un cargo electivo dentro del poder Legislativo: “Yo considero que tengo una coherencia de no callarme las cosas, de pelear siempre por los derechos de los trabajadores y trabajadoras y de no casarme con ningún gobierno; pero si no quiero ser indiferente frente a la situación de mi país. Yo vivo en la 4ta sección electoral y por eso la conozco mucho”.
“Viví en Ferré y en Junin y es un territorio absolutamente adverso al peronismo y al Frente de Todos. Una sección que tiene muchas desigualdades producto de que mayoritariamente es gobernada por el neoliberalismo”, dijo Micheli en diálogo con este portal. “Toda esa experiencia acumulada en años al frente de la CTA, en ATE, en la práctica gremial y política la quiero volcar en apoyar al gobernador y que haya un senado más dinámico”, aseveró. 



Por su parte, el titular de la Asociación de Trabajadores del Estado de la Provincia de Buenos Aires, Oscar Colode Isasi, se reunió hace pocos días con el gobernador Kicillof, tras lo cual manifestó que coincidieron en "ejes fundamentales, primero que hay que ganar en octubre”.

“Es condición necesaria que el Frente de Todos vuelva a ganar en octubre y el segundo lugar es que hay que dotar a ese frente y al proceso político en Argentina de una dinámica que recupere las mejores tradiciones del movimiento popular", declaró.

Asimismo, el “Colo” planteó algunos ejes que podrían ser plataforma electoral. "Es necesario ganar para profundizar el camino de un nuevo Estado participativo, democrático y popular que resuelva los problemas de la gente, que intervenga en la economía fomentando la Producción, el Trabajo y la Soberanía y en este coincidimos plenamente con el gobernador”, dijo tras esa reunión en un comunicado. NuevaBA trató sin éxito de comunicarse con De Isasi para tener su palabra.

Así las cosas, el peronismo parece estar buscando volver a sus raíces sindicales que durante tantos años lo caracterizó, en palabras de Juan Domingo Perón, utilizando el “partido como herramienta electoral”. Habrá que esperar para ver qué resultados tiene ésta estrategia. 



COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con las nuevas restricciones en el AMBA?