Frenar la segunda ola

Kicillof agradeció a la comunidad educativa del AMBA su "esfuerzo y compromiso" ante las clases virtuales

El Gobernador agradeció el esfuerzo de docentes y familias, pidió "responsabilidad" y "extremar los cuidados", destacó la vacunación y aclaró que en 100 municipios sigue la presencialidad. El ministro Pablo López le pidió "coherencia" a la oposición y recordó que desfinanciaron la educación.

Después del fallo judicial porteño que le permitió a Horacio Rodríguez Larreta continuar con las clases presenciales en la Ciudad pese al marcado aumento de los contagios de coronavirus de la segunda ola, el gobernador bonaerense Axel Kicillof se diferenció al agradecer a "toda la comunidad educativa y las familias" por el esfuerzo de las dos semanas con clases virtuales en el AMBA mientras se sigue vacunando y se extreman las medidas de cuidado y aclaró que en 100 municipios de la Provincia "continúan las clases presenciales tal como establece el plan jurisdiccional de regreso seguro a las aulas".

"Quiero agradecer a toda la comunidad educativa y a las familias por el esfuerzo y compromiso para llevar adelante por dos semanas clases virtuales en el AMBA", inició el mandatario provincial su hilo de Twitter.



Según precisó Kicillof, los "contagios han crecido mucho en las últimas semanas y se han detectado nuevas variantes del virus", por lo que "es necesario extremar los cuidados para evitar el colapso sanitario".

Ante algunas fake news y notas malintencionadas en algunos matutinos porteños durante esta mañana, también aclaró que mientras se aplican las medidas para reducir el aumento de casos en la zona más afectada, como la suspensión de la presencialidad en el conurbano, "en 100 municipios de la Provincia continúan las clases presenciales tal como establece el plan jurisdiccional de regreso seguro a las aulas".

En ese punto, le dedicó un mensaje elíptico pero claro a la oposición: "Estamos ante una situación muy difícil y nuestro objetivo sigue siendo preservar la salud del pueblo. En la Provincia las únicas campañas son las de cuidados y la de vacunación".



"Necesitamos de la responsabilidad de todas y todos los bonaerenses. Volvamos a demostrar que la mejor manera de enfrentar la pandemia es con un pueblo solidario, un gobierno protector y un Estado presente", concluyó Kicillof.


PEDIDO DE "COHERENCIA" A LA OPOSICIÓN QUE AJUSTÓ LA EDUCACIÓN

Más temprano, el ministro de Hacienda bonaerense, Pablo López, había pedido "coherencia" a la oposición por criticar las medidas restrictivas dispuestas para frenar el aumento de casos de coronavirus en el Área Metropolitana de Buenos Aires, ya que, según recordó, durante los cuatro años de gobierno macrista "la desinversión en educación fue una política de Estado".

"Hay que ser coherentes. Decir que la educación es prioritaria, implica destinar mayores recursos al sistema educativo. De lo contrario, es un slogan vacío", publicó el funcionario provincial en un extenso hilo de Twitter.



Sostuvo que esa caída en la participación presupuestaria "significó un recorte cercano al 20% de los recursos de la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense" y, a la vez, "dado el crecimiento de la cantidad de estudiantes de la Provincia, implicó un ajuste del 24% del presupuesto por estudiante".

"La desinversión en Educación durante 2015-2019 no solo se dio en la Provincia, sino que fue una política de Estado durante la gestión de Macri. Mientras en 2015 se había cumplido la meta de la Ley de Educación Nacional con una inversión del 6,1% del PBI, en 2019 cayó a 4,8%", indicó.

López planteó que "la inversión nacional en educación se redujo de 1,6% a 1,1% del PBI", lo que implicó "un recorte de más del 30% real del presupuesto educativo, lo cual desembocó en que la inversión en Educación sobre el presupuesto de la APN sea la más baja en dos décadas, con solo el 4,9%".

Destacó que, en cambio, desde que Kicillof asumió en la provincia, su administración "comenzó a recuperar el peso de la educación en el presupuesto, tras 4 años de caída".

En ese tono, posteó que "el recorte presupuestario tuvo consecuencias concretas: la cancelación del Conectar Igualdad, la reducción del PROGRESAR del 59% en términos reales, la caída del 56% en INET, del 37% los programas de Infraestructura y Equipamiento y del 16% en la Educación Superior Universitaria".

A la vez, dijo que el recorte "también se reflejó en la reducción de las transferencias nacionales a las provincias" y graficó que en el caso de la provincia de Buenos Aires, "en 2019 recibió casi un 50% menos de transferencias reales del Ministerio de Educación Nacional que en 2015 y, si observamos sólo aquellas de capital, el ajuste fue del 83%".

Rememoró que se lanzó el programa Escuelas a la Obra, mediante el cual se invirtieron $3.919 millones en 3.000 obras de reacondicionamiento y ampliación, refacción de cubiertas y readecuación de instalaciones sanitarias, de gas y eléctricas, en trabajo conjunto con los 135 municipios y consejos escolares.

"Además, en conjunto con el Gobierno Nacional, reactivamos y finalizamos 36 obras de ampliación y 8 edificios nuevos por $480 millones", continuó López y aseveró que "para el mantenimiento, reparaciones, pintura y adquisición de mobiliario, en diciembre pasado se reforzó con $1.000 millones a los consejos escolares".

Finalmente, puso de relieve que en 2021, por segundo año consecutivo, la administración bonaerense alcanzó un acuerdo salarial "en base al diálogo paritario con las y los docentes".

Finalmente, López analizó que "el incremento del presupuesto en educación en la provincia de Buenos Aires no es sólo un número, es una decisión política del gobernador Kicillof y una prioridad real del gobierno de la provincia, que tiene la convicción y la vocación de construir, día a día, un sistema educativo mejor".


COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con las nuevas restricciones en el AMBA?