• 23.04.2021

Coronavirus

Tandil y Bolívar cierran actividades, Galli opone resistencia y genera inquietud en la región

Ante el aumento de casos, Lunghi dispuso un cierre total de 18 a 6 de la mañana por un período de 15 días. Pisano solicitó el pase a Fase 2 y se suspenden las clases presenciales por dos semanas a partir del 26 de abril. Olavarría es la ciudad con el índice de casos más alto de la región, pero hasta el momento Galli plantea se resiste al cierre de actividades.


El intendente de Tandil, Miguel Lunghi, anunció anoche que desde el próximo sábado y por 14 días las actividades estarán limitadas al horario entre las 6 y las 18 horas, a la vez que impuso férreas restricciones a la circulación nocturna, ante el crecimiento "alarmante de casos y hospitalizaciones" por la segunda ola de coronavirus.

Con 1057 casos activos y el 90% de las camas UTI ocupadas, el distrito demuestra índices idénticos a la situación sanitaria de Olavarría, que en la última semana rondó los 1000 casos activos y con el 95% de la terapia intensiva ocupada, según explicó el secretario de Salud Germán Caputo.

En la vecina localidad de Bolívar, el intendente Marcos Pisano solicitó al Gobierno de la Provincia retroceder a fase 2 para evitar el colapso sanitario en el marco de un exponencial crecimiento de los casos. Desde ese lugar, el municipio dispuso la suspensión temporal de la presencialidad escolar por un período de dos semanas luego de detectar el aumento de casos de niños y niñas, incluso con cuadros severos que requirieron de la internación en el Hospital Municipial “Dr Miguel Capedroni”.

Ante este escenario de medidas de cierre en ciudades vecinas, la situación sanitaria de Olavarría genera preocupación en la región por la precipitación de los casos de Covid y la saturación del sistema de salud. Durante esta semana, a través de los reclamos de médicos y enfermeros se pudo conocer la alta ocupación de camas UTI que alcanza al 95% y la saturación del sistema de salud local a partir de la detección de la circulación comunitaria de las cepas de Manaos y Reino Unido que tienen un alto grado de contagio y transmisibilidad. 
  
De esta manera, se pone en alerta la necesidad de volver a restringir actividades en Olavarría como lo hicieron los gobierno municipales de Bolívar y Tandil. Aunque la determinación del cierre tiene cierta resistencia por parte del intendente Ezequiel Galli y genera inquietud frente a las medidas que toman intendentes de la región, incluso su colega de Juntos por el Cambio, Miguel Lunghi.

Cabe remarcar que junto a Bolívar y Tandil, otras ciudades del interior como General Villegas, Castelli y Zárate solicitaron a la provincia el pase a Fase 2 con el objetivo de disminuir la curva de crecimiento de los casos y el ingreso a las Unidades de Terapia Intensiva frente a posibles colapsos.


COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con las nuevas restricciones en el AMBA?