Gobernador y "un ciudadano más"

Axel Kicillof con bicicleta, mate y barbijo en los espacios verdes de La Plata

Esta semana, el mandatario provincial fue fotografiado en la vía pública junto a vecinos, en un mensaje que bien podría ser político, pero también sanitario: "cercanía" natural, pero con cuidados por el Covid ante la vacunación que avanza y acerca el final de la pandemia.

Por Juan Vera Visotsky


El gobernador bonaerense Axel Kicillof fue sorprendido dos veces en una semana en la vía pública como si fuera un ciudadano más de la ciudad de La Plata.
 
La primera fue el jueves pasado por la tarde, cuando fue a llevar a uno de sus hijos a jugar al básquet al Club Deportivo La Plata. Mientras su hijo practicaba el deporte, el gobernador bonaerense se sentó con su termo y su mate en la rambla de calle 72 y varios vecinos y vecinas del lugar se le acercaron para conversar y compartir el agua caliente para los mates individuales.
 
Tres días después, el domingo 25 hubo personas de La Plata que compartieron en sus cuentas de Twitter fotos junto al mandatario provincial en el emblemático parque de la ciudad conocido como el Bosque. Es que Kicillof aprovechó la mañana de sol para salir a andar en bicicleta junto a su esposa Soledad Quereilhac, como hicieron seguramente cientos de platenses ese día.
 
Todo eso fue documentado por dichos ciudadanos y ciudadanas, quienes luego compartieron las capturas del momento en la red social Twitter.


 
En ambas ocasiones, Kicillof salió en las fotos con un barbijo, manteniendo una distancia y sin establecer contacto físico con las personas que se le acercaban. El gobernador se aplicó las 2 dosis de la vacuna Sputnik V, pese a lo cual sigue al pie de la letra lo que los epidemiólogos señalan de mantener los cuidados pese a estar inmunizado. Es un mensaje sanitario y también político.
 
Desde el entorno del Gobernador confirmaron a NuevaBA que dichas salidas “son actividades de su vida privada”, que están fuera de su agenda de gestión. Que un mandatario provincial, la persona con más responsabilidad política de todo el territorio, tenga una vida privada no es algo que sorprenda en sí mismo pese a la agenda cargada de actividades de inicio a fin que tienen los dirigentes a esa altura de la gestión pública.
 
El hecho de que se muestre en la vía pública sin custodia de seguridad, permitiendo que vecinos y vecinas de la ciudad se acerquen y saquen fotos allí es quizás lo que más llame la atención de estos hechos. También cabe mencionar que se dan en medio de la segunda ola de contagios de coronavirus (“tsunami”, en palabras del Gobernador) y a unos meses de las elecciones legislativas de este año.


 
El hecho de mostrarse casual, en la vía pública “como cualquier otro vecino” y lejos de las corbatas y las formalidades protocolares de la política, es algo que caracteriza al mandatario bonaerense desde que comenzó a tener vuelo político y público propio como ministro de Economía de Cristina Kirchner, allá por 2013.
 
En esos tiempos, Kicillof solía recorrer diversos lugares de la Argentina presentando sus libros de economía en actividades de militancia del peronismo. Para la campaña a la diputación bonaerense que consiguió en 2015, este tipo de actividades también fueron costumbre. Tampoco fue infrecuente durante su carrera política que se lo captase en imágenes realizando las compras diarias acompañado por su familia.
 
Luego, del 2015 al 2019, a medida que fue tomando forma la candidatura para la Gobernación de la Provincia de Buenos Aires, este perfil de hombre jovial, sencillo y cercano al pueblo se fue consolidando a fuerza de kilómetros en el Reanult Clio de 3 puertas de su actual jefe de Gabinete, Carlos Bianco, con el que recorrió todos los rincones de la Provincia.
 
En esos viajes por la provincia los vecinos de las ciudades y pueblos que visitaba pudieron sacarse fotos, compartir mates y conversar con el entonces diputado nacional del Frente para la Victoria. En 2019, cuando se confirmó su candidatura a gobernador, esta estrategia se explotó al máximo y dio buenos resultados electorales: en las PASO la distancia con la entonces gobernadora María Eugenia Vidal fue de 20 puntos.


 
El año pasado hizo una sola aparición recordada de este estilo, cuando a principios de marzo, previo al inicio del ASPO, fue a cenar a una parrilla del centro de la capital bonaerense con su ministro de Seguridad, Sergio Berni.
 
No es descabellado entonces suponer que estos episodios de Axel casual respondan a su espontaneidad pero también ocurran a consciencia de sus efectos de cara a septiembre y noviembre. Es justo también remarcar que durante el año pasado, en los momentos más críticos de la primera ola y sin vacunas contra el covid a disposición, este tipo de imágenes eran prácticamente imposibles. Ahora existe la vacuna, y con las dos dosis aplicadas, seguramente también sean hechos que pueden leerse desde un punto de vista sanitario.
 
El Gobernador bonaerense dejó en claro que la prioridad en este momento es contener los contagios de Covid-19 y robustecer el sistema sanitario. Reforzó esta línea al acusar específicamente a la oposición, encabezada por el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, de especular con la situación sanitaria pensando en las elecciones.
 


La alarmante situación epidemiológica en CABA también está generando problemas también en los primeros cordones del conurbano bonaerense y generando que miles de porteños y porteñas se inscriban para vacunarse en la Provincia.
 
Respecto a las perspectivas de cara a las elecciones 2021, desde el entorno del Gobernador confirmaron, como vienen sosteniendo públicamente, que los comicios no están en agenda primordial y que la prioridad está en contener la crisis sanitaria.
 
No obstante, también dijeron que “la gestión no se detiene en materia de obras, programas, acciones de gobierno”, pero que en este momento y en línea con sus prioridades no están “debatiendo nombres de candidatos o estrategias electorales”.


COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con las nuevas restricciones en el AMBA?