Coronavirus

Región VI: “Hay una sobrecarga por parte de todo el personal de salud”

En diálogo con Nueva BA, el director ejecutivo de la zona sanitaria que nuclea municipios populosos como Lomas de Zamora, Avellaneda y Quilmes, dejó definiciones sobre la vacunación y la ocupación hospitalaria.

Por Tomás Correa



El AMBA pasa un momento más que complicado en la suba de casos y la rapidez de contagiosidad. Eso conlleva un mayor trabajo por parte de las regiones sanitarias y el personal de salud – sumado al que ya vienen haciendo desde marzo del 2020 -.

En este marco, Luis Parrilla dialogó con Nueva BA y explicó que en la Región Sanitaria VI está pegando fuertemente la cantidad de contagios, las cifras de muertes y la altísima tasa de ocupación de camas hospitalarias.

La preocupación, como ya sabemos, no se centra solamente en la cantidad de contagios, sino en las consecuencias que ello tiene: mayor cantidad de muertes y posible colapso del sistema sanitario de la provincia. El director ejecutivo de la Región mencionada explicó que, en el último tiempo vamos notando un taponamiento en las terapias intensivas, debido a las características particulares que tiene esta enfermedad, ya que los pacientes necesitan alto nivel de oxigeno y tecnología, pero también muchos días de recuperación”.



La complejidad de esta enfermedad nos obliga a tener que coordinar y aunar esfuerzos para disminuir esa tasa de ocupación, y hacer una utilización menor del oxígeno agregó Parrilla sobre la situación actual que vive la provincia y el país.

También, se detuvo para hablar sobre la situación del personal de salud que, bien sabemos, viene luchando en la primera línea desde marzo del año pasado, sin descanso y sin un reconocimiento económico valido hacia lo que están haciendo: “Hay una sobrecarga del trabajo por parte de todo el personal de salud, que conlleva a una fatiga. Tenemos el mayor de los compromisos, pero la dinámica de esta enfermedad implica una dedicación tremenda.



Las restricciones son un tema que se habla día a día – es más, este mismo viernes el presidente Alberto Fernández anunció la extensión de las mismas -, pero que muy poco se pregunta desde el ambiente sanitario que se piensa. Para el director ejecutivo de la Región Sanitaria VI “se torna imperioso tomar en cuenta las restricciones, que si influyen fuertemente en la baja de casos. Es necesario seguramente endurecer las restricciones o controlar que esto suceda, porque no controlar que se cumplan forma parte de una dimensión que no nos ayuda en entender cómo se puede enfrentar este momento de la pandemia.

Otro de los temas recurrentes en esta segunda ola es la aparición de las cepas de Manaos y Reino Unido, con la preocupación de que en muchos sectores del AMBA y el interior de la provincia de Buenos Aires ya tiene circulación comunitaria. Sobre este tema, Parrilla explicó que “seguramente por las características que estamos viendo en las personas enfermas, tengan que ver las nuevas cepas cómo la de Reino Unido y Manaos, que cómo estamos viendo afectarían a un 40% de los enfermos de la provincia, lo que lleva a que haya un aumento en la contagiosidad.



Pero, no son todas malas, ya que sabemos que existe la vacunación y que cada vez hay mayor cantidad de población vacunada. Sin ir más lejos, el pasado jueves llegó una partida de vacunas con la que se alcanzaron las ¡10 millones! En el país, un número que alienta, y mucho. “Que la población mayor esté con tasas de alta vacunación hace que se haya corrido para abajo la edad de las personas que se enferman. Seguramente esa contagiosidad influye y aparezca en niños. La idea es ganarle a ese ritmo de contagio vacunando y vacunando cada vez más fue el comentario del funcionario.

Siguiendo con la vacunación, Parilla concluyó en que las últimas entregas regulares de vacunas nos auguran un escenario promisorio de acá para adelante. Tenemos en contra que en medidas que avancen las enfermedades respiratorias del invierno pueda crecer el riesgo de contagio. Es un permanente discernir entre bajar los contagios y aumentar las vacunaciones”.

El futuro es, por un lado, esperanzador si contamos la producción local que se hará de la Sputnik V.I.D.A – siempre cabe recordar que es la vacuna más segura del mundo – y, por otro lado, triste si seguimos viendo los casos y la curva en ascenso. Queda esperar, cómo siempre, que todo salga lo mejor posible. 


COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con las nuevas restricciones en el AMBA?