Restricciones

Quejas en gimnasios y natatorios: ¿Por qué mantenerlos cerrados en municipios en alerta?

Con la adhesión de la Provincia a las medidas del Ministerio de Salud de la Nación a través del sistema de fases, hay una serie de restricciones que antes no estaban y ahora sí en el marco de la nueva situación. ¿Cuál es la explicación oficial para el cierre de actividades deportivas?

Por Tomás Correa


El pasado domingo - entre tires y aflojes por cambios de fase - la provincia de Buenos Aires adhirió al sistema de fases planteado por el Ministerio de Salud de la Nación y configuró las nuevas restricciones a las fases propias que el gobierno bonaerense dispuso desde el inicio de la pandemia. 

Con ello, las restricciones aumentaron en relación a los días anteriores. Entre los cambios significativos, uno es la prohibición de deportes en espacios cerrados en todos los municipios que estén en fase 3 inclusive, algo que días anteriores no ocurría. Entre ellos, entran los gimnasios, segmento que ya ha sido discutido durante el 2020.

Las reacciones fueron variadas, tanto desde los empresarios y dueños de estos espacios deportivos, como así también de las diversas gestiones para ayudar a palear la caída económica.



Al hilar fino al interior de la provincia, en Mar del Plata se eximió a los gimnasios y a los natatorios del pago de tasas municipales, para que el cierre sea más tolerable en la cuestión económica.

Tandil, por su parte, decidió no cerrar las actividades y mantenerlas hasta las 18:00 con una ocupación del 30% del espacio total. Desde el municipio aseguraron que la medida fue tomada en concordancia con la Provincia.

Por su parte, ciudades como Olavarría continúan con la creación de un fondo de ayuda para los gimnasios y natatorios, para poder dar un apoyo municipal que acompañe la responsabilidad de los locales de mantenerse cerrados.



En Bahía Blanca la situación es otra - con precisiones en cuanto a los protagonistas de esta historia -, ya que la cámara de Gimnasios anunció que no acatará los decretos municipales y provinciales, y se mantendrán abiertos a pesar del riesgo epidemiológico.

Estamos todos en la misma postura, vamos a seguir trabajando porque no estamos de acuerdo para nada con estas reglamentaciones”, argumentó Fabián Suan, titular de la cámara, en diversos medios.

Desde el entorno de Axel Kicillof fueron contundentes ante esta postura: Quejas hay de todos los sectores, todos dicen que en su ambiente no hay contagios, pero después llegamos a 30.000 casos.

Desde la Unión de Gimnasios Argentinos viralizaron un cartel: "Cerrá todo, pero todo. Cerrá el local que le da de comer a mi familia y a las de mis empleados, pero también cerrame AFIP, ARBA, etc..



En diálogo con Nueva BA, fuentes de la administración bonaerense confiaron que el tiempo demostró que las medidas son efectivas, viendo la baja de casos que hubo en el AMBA tras la decisión de bajar a fase 2 y cerrar diversos rubros.

También señalaron que “los casos no se cuentan por actividad”, sino que desde el gobierno provincial lo que buscan es bajar la movilidad que generan muchas actividades abiertas. Entre ellas, los gimnasios, natatorios y cines son las elegidas hoy en día para sumar a los cierres.



Cabe recordar que, con esto, quedan casi todas las actividades en espacios cerrados suspendidas. Lo mismo ocurre con los bares, que desde el comienzo de la segunda ola no tienen permitido recibir gente en el interior de los locales, por más que algunos lo hagan.Una cosa es lo que está habilitado y otra lo que pasa, fue el resumen del entorno del gobernador.

De esta manera, resta esperar 15 días para saber cómo continúan los casos y esperar que se puedan volver a abrir las actividades cerradas de continuar el descenso de la curva que hoy destacaron Carlos Bianco y Daniel Gollan y lograr una baja en la ocupación del sistema sanitario y los fallecimientos.


COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con las nuevas restricciones en el AMBA?