Feminismo

Dora Barrancos: “Hubo designaciones de mujeres en organismos desertizados de conducciones femeninas”

La socióloga e investigadora mantuvo un extenso mano a mano con NuevaBA sobre las políticas de género de la provincia, sobre su vida, la justicia, el aborto y mucho más. Entre otras cosas, señaló que se apunta a "una justicia feminista”.

Por Tomás Correa



Dora Barrancos ha sido, durante los últimos años, un faro en la lucha de muchísimas mujeres que, a lo largo y ancho del país, se han movilizado en busca de una equidad social y política que, aún, no se ha conseguido.

La investigadora y socióloga argentina dialogó en un extenso mano a mano con NuevaBA, y analizó las políticas feministas de la actualidad, la justicia, el aborto, y hasta sus comienzos en la política.


- Una de las mayores novedades de la gestión fue el Ministerio de Género ¿Cómo ves su trabajo en este año y medio en la provincia de Buenos Aires? ¿Crees que hubo políticas que se pudieron implementar más allá del condicionante de la pandemia?

- Si, yo creo que sí. Más allá del tsunami inesperado y doloroso que significó por momentos una inacción, aún así hubo un avance grande, tanto en el territorio de la provincia como en el área nacional. Me constan los empeños impresionantes que hacen los equipos de los dos ministerios, y hay cada vez más una articulación más importante que, a pesar de los pesares, se ha avanzado. No podemos olvidar que tenemos un plan nacional contra las violencias, uno de esos elementos integradores es el programa acompañar, que asiste monetariamente a las víctimas por cierto tiempo. Y se ha completado con el plan “igualdad en la diversidad”, que es transversal para todos los gabinetes, acompañado de un esfuerzo muy importante que se hizo para el gran pacto con todas las provincias para llevar adelante sin dilaciones todas las medidas inherentes a eliminar el flagelo, y cohibir las formas más tremendas de la violencia contra las mujeres y las diversidades.


- En vista a la aprobación del proyecto de la Interrupción Legal del Embarazo ¿Llevan un seguimiento de los procedimientos que se llevan en la provincia? ¿Hay un cumplimiento de la ley por parte de las y los médicos? En los últimos días nos desayunamos la noticia de que un juez falló en contra de un aborto en MDQ

- Tenemos la novedad de la resolución del juez de Mar del Plata, que está siendo interferida en la presentación que hace el propio Ministerio. Hay una muy buena preparación para ir manifestándose de manera rápida para contener los desvaríos de algunas de esas resoluciones. Tenemos noticias desde la campaña, porque hubo una suerte de balance hace unos días con el que quedé más que satisfecha porque no se encuentran circunstancias devastadoras de oposición. En todo lugar hay objetor de conciencia y se puede ir a otro servicio, yo siempre igualmente he sido muy optimista en relación al acceso y demás. Desde ya, se dan circunstancias que aún en tiempos normalísimos tienen un grado de afectación, como personas que viven muy lejos de centros urbanos, donde hay poca posibilidad de acceder a servicios, dada la lejanía. Es una situación que está contemplada, no es una circunstancia de adversidad inesperada, pero también algunos lugares donde teníamos previsiones más dolorosas sobre la vulneración de derechos, sin embargo no está siendo así. Siempre hay un efector dispuesto a cumplir con la Ley.




- ¿Cómo ves la participación de las mujeres en la toma de las decisiones del Estado? Una de las mayores críticas es la falta de paridad en los lugares de poder y en las reuniones definitorias. ¿Y en los sindicatos?

- Dada la constitución todavía de los estatutos patriarcales vertebrales en toda la sociedad, y en el propio Estado, ha habido avances, yo no puedo dejar de ver el vaso medio lleno. En plena campaña voy a recordar muchas mujeres que estábamos ya mancomunadas y solicitábamos un gabinete paritario, en lo que hubo muchos avances. Hubo compensaciones donde el ministro varón tiene que tener abajo un elenco de secretarias y subsecretarias. No es el ideal, pero se caminó en ese sentido y hubo designaciones de mujeres al frente de organismos completamente desertizados de conducciones femeninas, por caso el ANSES, la AFIP, lugares donde la primera vez que tienen una mujer. El INTA, donde ha vuelto a conducir una mujer, donde ya había estado la doctora Pérez, pero ahí hay un cumplimiento interesante de esta suerte de pacto. Hay lugares donde hay mujeres y nunca las hubo, o en segundo lugar como la AFI, o en el SPB donde hay una gran mujer al frente. No quiero ser injusta porque voy a omitir nombres y lugares, como en AYSA. No creo que sea un objetivo solo de las mujeres y las feministas que están en esta significativa exposición, sino que es algo que esperamos todos y todas que se cumpla con la equidad paritaria en los cargos altos. También es un propósito de la nueva gobernanza, yo hablo mucho de un cambio de época, donde mínimas cuestiones han sido resueltas para la conquista de la equidad, como el banco Central que tiene un observatorio destinado a género, una guía de lenguaje inclusivo y se ha manifestado ordenando a la banca que actúa en el país a no realizar reclames o hacer propagandas que tengan contenidos sexistas.


- Algo parecido a lo que pasó con Julia Strada en el banco provincia…

- Exacto, ahí tenemos a Juliana Di Tullio en el directorio y a Julia Strada, una queridísima compañera que está en la parte de empresas conexas que tiene el banco de la provincia.


- Sumado a que tuvimos la noticia que la nombraron directora del Banco Nación también, que es un gran reconocimiento

- ¡Eso no lo sabía! Es una gran noticia, que la celebro con mucho cariño. Es una muchacha muy inteligente, muy sensible, que sabe mucho. Es muy celebratorio este reconocimiento para ella.




- Alejándonos un poco del contexto actual ¿Cómo es tu acercamiento al feminismo, como así también al peronismo? ¿Hubo un contexto a tu alrededor que ayudó a tu personalidad política?

- Dora no nació feminista, nadie nace así. Yo tengo una trayectoria larga, dada la añejidad, de militancia social y política, yo fui militante muy joven entre los años 60 y 70 y después vino el exilio. Era algo notable lo que nos ocurría a tantas muchachas que estábamos completamente embravecidas y éramos muy cocoritas y envalentonadas. El feminismo se presentaba como algo por añadidura, no era un principio central de nuestras actuaciones. Es más, había una suerte de resquemor por lo que llamábamos como el principio de extrema individualidad en el que parecía que se colocaban las feministas, pero bueno, esos sortilegios fueron vencidos a raíz de los incontables traumatismos que existencialmente hemos sufrido, y en el exilio se corrieron todos los velos. Nos pasó a la mayoría de las mujeres que salimos al exilio en los 70, fuimos iluminadas por las tesituras y por la teoría feminista, era una asignatura impactante que no faltaba. Entonces me parece que es una gran transfiguración de mi generación, desde ahí en general en las variadas posiciones del feminismo, siempre hay un acontecimiento muy cercano a reivindicaciones generales de justicia social, no hay penurias conservadoras. Siempre hay una proximidad que una gran feminista llamó relacional, esto de que no solo buscamos la reinvindicación completa de nuestros derechos, sino que arrastramos en esos impulsos fundamentales el deseo de construir igualdad humana.


- ¿Puede haber una reforma judicial feminista? ¿Qué tendrías en cuenta si tuvieras que redactarla?

- Hay que hacer una apuesta, obviamente. Yo tengo gran optimismo sobre los cambios que van a devenir en algunos años más adelante, capaz algunos hasta no los voy a poder ver, pero eso es lo de menos. Hay una enorme tendencia entre las mujeres de las profesiones jurídicas, a una revisión profunda, dogmática y doctrinaria del propio derecho, y yo estoy segura que esta puesta que estamos haciendo ya está teniendo modificaciones. Se está consiguiendo un estado de consciencia y alerta, todo esto en el medio de persistencias dolorosas y patriarcales, porque el orden jurídico es el proto-orden patriarcal, pero también hubo cambios en la currícula formativa, y queremos que se establezca mucho conocimiento acerca de las relaciones de género, del significado interactivo humano vinculado con las diferencias sexo-genéricas y sexo-sociales desde la formación. Desde mi punto de vista, mi apuesta es más empinada todavía, porque creo que hay que revisar los fueros y esos estancos que tiene la administración de la justicia, me parece que eso corresponde al siglo XIX. Tiene que haber una serie de modificaciones como la previsión de representaciones para que las afectadas puedan llegar, hay que crear muchas más bocas para la recepción de las denuncias, y el propio sistema de seguridad: Las comisarías tienen que estar todas especializadas en género, no puede haber un solo grupo. Creo, igualmente, que algo está cambiando porque hay fallos muy interesantes, como así también hay terribles, pero hay un estallido que demanda cambios en el orden del Poder Judicial. Vamos por una justicia feminista.




Hace un tiempo presentaste una diplomatura universitaria en ESI ¿Cómo ves la implementación a nivel provincial, desde que se aprobó el proyecto hasta la actualidad? ¿Se necesita mayor trabajo y mayores políticas públicas que garanticen el libre acceso para las y los niños y niñas, adolescentes y jóvenes en la provincia?

- Se necesita convicción plena para aceptar la Ley. Acabo de ver hoy que la provincia de Salta ha exigido cumplir con la Ley. La ESI tuvo un trastocamiento severo entre 2015 y 2019, casi fue quebrada, pero sobrevivió gracias al impulso de les docentes y les estudiantes, pero es fundamental que en todas las jurisdicciones se cumpla con la Ley. Tenemos un problema y es que no es de orden público, entonces eso limita las exigencias, pero si hay una adhesión en todas las provincias, y en este momento el ministerio de Educación está absolutamente dispuesto a que la ESI tenga cumplimiento efectivo en todo lugar del país. Lo que se necesita es articulación, convicción y acción, la Ley está ahí, los contenidos también - por más que seguro deben ser revisados -, solo hay que aplicarla, donde dice que en todo y cualquier momento hay que hablar de ESI, no es necesario un talles especial. En cualquier momento que se está dando clase es bueno para hacer referencia a la ESI.


COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con las nuevas restricciones en el AMBA?