Obras

Axel Kicillof: "Estamos terminando las obras que el gobierno anterior paralizó por mezquindad"

El Gobernador bonaerense inauguró la Alcaidía de Florencio Varela en un complejo carcelario. Allí lamentó el “abandono” de los edificios en territorio bonaerense, herencia de la gestión anterior y se diferenció a aclarar que su gestión no integra "la escuela del marketing político".


El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, inauguró la alcaidía en el complejo carcelario de La Capilla en Florencio Varela como parte del plan de recuperación de la infraestructura penitenciaria. En su discurso habló sobre las políticas de seguridad llevadas a cabo y cuestionó la gestión de María Eugenia Vidal.

“Nos tocó asumir en medio de una huelga de hambre, con hacinamiento como cuestión estructural y con faltas de pago a los proveedores generando faltantes en medicamentos y alimentos. Creo que esos hechos alcanzan. Pero cuando toca gobernar uno puede hacerse el distraído y dejar que todo se siga deteriorando, a veces porque son temas tabú, o porque llevan mucho más tiempo las transformaciones que los tiempos electorales, por los volúmenes de la inversión o porque simplemente no son temas electorales clásicos no se hacen y se postergan. Pero una cosa es postergar y otra es retroceder como ocurrió el año pasado. No alcanza con dejar de lado los problemas”, expresó Kicillof.
La alcaidía tiene 192 plazas disponibles para presos que esperan condena o derivación a un penal. “Nosotros no somos de la escuela del marketing político sino de la de los hechos, de la transformación de la realidad”, enfatizó el gobernador. Remarcó entonces el mandatario provincial que “algunos piensan que simplemente encarcelando a alguien el problema está resuelto y es mentira. Evidentemente todo aquel que cometió un delito tiene que cumplir su condena pero respetando nuestra constitución provincial y los derechos humanos. La condena no puede ser una tortura”. “Hay una tasa inmensa de reincidencia, con lo cual postergamos el problema pero no lo resolvemos”, insistió.
Kicillof comunicó que están haciendo 15 hospitales penitenciarios para que los internos no tengan que acudir al sistema de salud municipal. Al tiempo que los cuestionamientos hacia la gestión anterior de María Eugenia Vidal se deslizaron también hacia el área educativa: “Los que se llenan la boca cuestionando, que digan porqué no terminaron los hospitales que estaban a poco de ser finalizados. Estamos terminando todas las obras que dejó paralizadas, detenidas y con deuda el Gobierno anterior, por mezquindad quizás de no terminar la obra del otro. Había tal abandono que había riesgo de acudir a los edificios de la Provincia de Buenos Aires, instalaciones de gas mal hechas, mamposterías cayéndose”.

Asimismo, insistió que “nos encontramos una situación trágica y entendimos que costara lo que costara había que darle una respuesta al problema del sistema penitenciario en la Provincia. Porque algunos piensan que simplemente encarcelando a alguien, sacándolo de circulación el problema está resuelto y es mentira. Todo aquel que comete un delito tiene que cumplir su condena pero respetando los derechos humanos. Porque el resultado del hacinamiento y las malas condiciones hace que los que luego son liberados en un porcentaje altísimo reinciden. Con lo cual lo único que ganamos es demorar y ocultar pero no resolver el problema de la seguridad”.

Para finalizar enfatizó que “ahora resolver eso involucra algo que estamos dispuestos a hacer. No hay temas tabú, queremos discutir las cuestiones sin parches, soluciones de fondo”. “Tenemos una de las tasas de sobrepoblación más altas de la historia, entonces resolverlo es un camino que involucra además de discutirlo de cara a la sociedad, involucra una coordinación y articulación perfecta entre diferentes agencias de gobierno y digo con orgullo que eso ocurrió con el Gobierno Nacional, el Gobierno provincial y los intendentes”, concluyó.


COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con las nuevas restricciones en el AMBA?