CON CRÍTICAS AL RUMBO ECONÓMICO DE CAMBIEMOS

Las pymes reclaman la sanción de la Emergencia para el sector

Distintas entidades impulsan una iniciativa para paliar la crisis que afecta a las pequeñas y medianas empresas. Tarifazos, suba del dólar y caída del consumo, las principales problemáticas. El rechazo al acuerdo con el FMI.


Por Mauro Castro

Empresarios y referentes pyme reclamarán hoy en la Legislatura bonaerense la sanción de una ley de Emergencia para el sector, golpeado por los aumentos en las tarifas de servicios públicos, el estancamiento del mercado interno y la suba de los insumos básicos tras la corrida cambiaria.

Las diferentes entidades ya se contactaron con legisladores de Unidad Ciudadana, el Frente Renovador y el resto de los bloques peronistas para darle impulso a la iniciativa. Entre otros puntos, el proyecto establece una rebaja de la alícuota de Ingresos Brutos en un 50 por ciento; una rebaja a los impuestos de sello inmobiliario; y la creación de una tarifa pyme que provea un subsidio del 50 por ciento para los servicios públicos.

Juan Ciolli, titular de la Central de Entidades Empresarias Nacionales (CEEN), explicó en diálogo con Nueva BA el sector se vio afectado por cuatro factores. El primero es el "deterioro" del poder adquisitivo en los últimos dos años; es que entre el 95 y el 97 por ciento de la producción pyme está destinada al mercado interno.

El segundo factor es el "tremendo" aumento en las tarifas de servicios públicos, que afectó aún más la capacidad de consumo de los salarios. La situación se agravó por la "dolarización" de las tarifas, lo que ató esa variable a las fluctuaciones en el tipo de cambio.

La tercera problemática para las pymes es la apertura "indiscriminada" de productos terminados. "Hay ramas enteras de la producción, como la textil, el calzado y los juguetes, que se ven seriamente comprometidas", alertó Ciolli.

Un cuarto elemento que configura la crisis del sector es la dificultad que tienen las empresas para acceder a financiamiento por parte de las entidades bancarias.

"Exigimos que se preste atención al sector pyme. Somos un actor fundamental en la economía nacional: generamos entre el 70 y el 80 por ciento del trabajo registrado. Además, somos un elemento de democratización de la economía: cuanto menos pymes haya, más se va a favorecer la formación de monopolios y oligopolios", sostuvo el presidente de la CEEN.


A este escenario se le suman las consecuencias negativas que tendrá en las pequeñas y medianas empresas el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. "Implica, como ha sido históricamente, una afectación mayor al salario, despidos en el sector público y la condición de precarizar el trabajo", alertó Ciolli.


El proyecto que presentarán las pymes busca reducir tasas y establecer tarifas diferenciales para las empresas. "Las pymes somos gas-dependientes o electro-dependientes. Para producir y ser competitivas, como repite el Gobierno, necesitamos tener una tarifa acorde a las posibilidades de producción; hoy tenemos las tarifas prácticamente más caras del mundo", sostuvo el titular de la CEEN. "En algunos comercios, el costo de las tarifas es superior al precio del alquiler", agregó.

Ciolli indicó que la producción manufacturera emplea al 19 por ciento del total de la mano de obra de la población económicamente activa, al igual que el comercio, mientras que "los sectores más favorecidos por el modelo, como el sector minero, emplean al uno por ciento; el sector financiero, entre el tres y el cinco por ciento; y el agro, el cinco por ciento".

"Si queremos tener un país con posibilidades de empleo hay que darle mucha importancia al sector manufacturero y a partir de eso al sector pyme como elemento dinamizador", remarcó.

Ariel Aguilar, referente de la Agrupación Gelbard y de la Confederación Empresaria de la República Argentina (CGERA), coincidió con Ciolli en que dos de los principales problemas del sector son la "brutal" caída del consumo y la importación de productos terminados.

"Esto es lo último que querríamos hacer, estar pidiendo una emergencia para los territorios. Tendríamos que estar trabajando, produciendo, proponiendo políticas de crecimiento. Estamos tratando de unificar un discurso para buscar algún esquema que le de un poco de aire a los diferentes sectores", sostuvo.

Aguilar también indicó que la suba del dólar, que en las últimas horas superó los 26 pesos, "encareció los costos productivos de insumos básicos". "La caída del consumo, las importaciones, los tarifazos y la suba en los insumos y en las tasas conforman el combo que llevó a las pymes a esta situación", explicó.

El dirigente de CGERA indicó que desde la asunción de Cambiemos se perdieron 72 mil puestos industriales y cerraron siete mil pymes y 11 mil comercios. También adelantó que las pymes pedirán una "amplia moratoria" porque en 2017 "hubo más de 200 mil embargos, según datos oficiales de la AFIP".

En esa línea, Ciolli advirtió que "hay un goteo permanente" de despidos en comercios y pymes industriales. "No sale en los medios porque muchas veces son cuatro o cinco trabajadores, pero la sumatoria es importante. Se calcula que en el sector privado hubo aproximadamente 60 mil despidos en dos años; son 60 mil familias que dejan de obtener ingresos", añadió el empresario pyme.


COMENTARIOS



UBICACIÓN


ENCUESTA

¿Qué opinás de la quita de impuestos en las facturas de luz, gas y agua?