EN EL SUR DEL GRAN BUENOS AIRES

Intendentes ponen sobre la mesa el debate sobre la estatización de Edesur

Mientras Nación analiza transferir la empresa a la Provincia, Insaurralde y Grindetti reclamaron soluciones frente a las fallas en el servicio y los reiterados cortes.


Intendentes bonaerenses reclamaron la estatización de Edesur, en medio de las fallas del servicio en el sur del Gran Buenos Aires y de las gestiones del Gobierno nacional para transferir la empresa a la órbita bonaerense.

Quienes pidieron la estatización fueron el peronista Martín Insaurralde (Lomas de Zamora) y el macrista Néstor Grindetti (Lanús), que semanas atrás, junto a Mariano Cascallares (Almirante Brown), presentaron una demanda colectiva por los reiterados cortes de luz en el sur del Conurbano.

"La luz es un servicio público esencial que representa salud, seguridad y calidad de vida. Es el momento de dar el debate de la estatización para proteger a los usuarios", sostuvo Insaurralde durante un acto en Lomas. En ese marco, denunció el "servicio ineficiente" de la empresa y exigió soluciones frente a la "innumerable cantidad de cortes" en el municipio.

Edesur volvió a quedar en el centro de la polémica en Lomas luego de que Valentino Ladislao, un niño electrodependiente, muriera por un corte de luz de más de doce horas.

Grindetti, por su parte, dijo que está cansado de las "mentiras de Edesur" y reveló que su gestión analiza pedir la cancelación de la concesión en el distrito, según publicó la agencia Diarios Bonaerenses.

Otro intendente que cuestionó a Edesur por las fallas en el servicio fue Andrés Watson, de Florencio Varela. "Las autoridades de la empresa son inoperantes; hacen todo menos invertir", dijo en diálogo con Nueva BA. En la reunión que mantuvo días atrás con los directivos de la empresa, Watson exigió un plan de obras "acorde con las sumas cuantiosas que cobran por los aumentos de las tarifas".

El reclamo de los jefes comunales del Conurbano tiene lugar en el marco de las conversaciones entre María Eugenia Vidal y los ministros de Mauricio Macri para traspasar Edesur, Edenor, AySA y el transporte a la Provincia. La iniciativa, que cobró impulso tras un pedido de los gobernadores peronistas, también incluye a la Ciudad de Buenos Aires.

Los gobernadores del PJ quieren que la Provincia y la Ciudad se hagan cargo de los gastos en energía, agua y transporte porque consideran injusto que los fondos para sostener esos servicios sean aportados por Nación. La discusión se produce en el marco de la reducción del déficit fiscal impulsada por el Gobierno para cumplir con las metas del acuerdo con el Fondo Monetario.


COMENTARIOS



ENCUESTA

¿Qué opinás de la quita de impuestos en las facturas de luz, gas y agua?