APERTURA DE SESIONES ORDINARIAS

Macri abrió el año legislativo: "Hay que reconocer que no estamos bien"

Con fuertes críticas a la administración kirchnerista, el Presidente abrió las sesiones ordinarias en el Congreso y anunció una serie de proyectos que impulsará durante el año legislativo.

El presidente Mauricio Macri inauguró las sesiones ordinarias en el Congreso de la Nación con fuertes críticas al kirchnerismo al señalar que "no estamos bien" y que el Estado "ha mentido sistemáticamente", a la vez que anunció cuáles serán las medidas que impulsará Cambiemos en el Parlamento.

"Llevamos años donde la brecha entre la Argentina que tenemos y la que debería ser es enorme y eso nos ha llevado a resentimientos y a aislarnos del mundo pensando que quería hacernos daño", comenzó el Jefe de Estado. "Lo primero que tenemos que hacer es reconocer que no estamos bien, aunque nos duela. Ese es el punto de partida", agregó.

El mandatario dedicó la primera parte de su discurso a lanzar fuertes críticas a la administración de Cristina Fernández de Kirchner. En tal sentido, afirmó que "el Estado nos ha mentido sistemáticamente. Encontramos un Estado desordenado y mal gestionado; no hay estadísticas, faltan documentos y se ocultó la información", enumeró.

Macri dijo que "más recursos no implicaron una transformación educativa o en seguridad" y precisó que "de 2006 a 2015 pagamos 694 mil millones más de impuestos que en la década del 90". "El Estado tiene poca o nula capacidad para atender sus obligaciones", remarcó, y atribuyó ese hecho a la "desidia, la corrupción y la incompetencia".

También cuestionó el aumento del empleo público. "Entre 2003 y 2015 hubo un 64 por ciento de crecimiento del empleo público pero eso no mejoró los servicios que presta el Estado, que estaba plagado de clientelismo y despilfarro porque se puso al servicio de la militancia", manifestó.

El Jefe de Estado dedicó asimismo un párrafo a los niveles de inflación y culpó al gobierno de Cristina al detallar que "la acumulada es del 700 por ciento en los últimos 10 años".

"El gobierno anterior la promovió, creía que era una herramienta válida de la política económica, y siempre estuvimos en contra de esa mirada, que destruye el poder adquisitivo de los más débiles. Ha estado alta estos meses, producto de la inercia y de la transición irresponsable que vivimos, pero estamos convencidos de que va a ir bajando hacia el final del año", aseguró.

En otro orden de cosas, el Presidente se refirió a la negociación con los fondos buitre. "Dependerá de este Congreso si terminamos de cerrar este conflicto que ya lleva 15 años. Confío en que va a primar la responsabilidad por sobre la retórica", expresó.

A su vez, planteó que las fuerzas de seguridad están "mal equipadas y mal entrenadas" y aseveró que "casi todas las políticas de seguridad de los últimos años han fracasado. La inseguridad no es una sensación, es un flagelo que ha sido negado sistemáticamente", dijo. 

En materia educativa, el primer mandatario denunció también que las escuelas tienen "severos problemas de infraestructura" y que hay "alumnos que aprueban sin aprender, padres que no se comprometen y maestros sin capacitación". Con respecto a la creación de universidades públicas, se mostró a favor de su creación pero advirtió que se convirtieron en "espacios de militancia política más que de excelencia académica".

"Este diagnóstico no debe servirnos para enojarnos o deprimirnos, sino para que tomemos conciencia de la magnitud de este desafío. Me comprometo a publicar datos, área por área, para que todos sepan el estado en que estaba la Argentina en diciembre", enfatizó.

En otro tramo de su alocución, Macri recordó que este año se cumplen 40 años del último golpe cívico-militar y, en ese marco, sostuvo: "Aprovechemos este año para gritar todos juntos "nunca más" a la violencia institucional y política. Queremos acabar con la lógica de amigos y enemigos", añadió.

Acto seguido, planteó una "agenda de trabajo para el futuro" y destacó la importancia de "vincularnos con el mundo y ser protagonistas de debates y procesos internacionales".

Sobre el reclamo argentino por las Islas Malvinas, indicó que el oficialismo va a "dialogar" con el Reino Unido pero aclaró que "eso no implica renunciar a nuestro reclamo de soberanía".

Asimismo, anunció que enviará al Parlamente un proyecto para garantizar la "universalidad de la educación inicial a partir de los tres años" y remarcó que es necesario crear un "instituto de la evaluación de la calidad educativa".

En cuanto a las políticas sociales, adelantó que para beneficiar a las personas de bajos recursos impulsará la devolución del IVA para productos de la canasta básica alimentaria, al tiempo que ampliará la Asignación Universal por Hijo y dará una "respuesta sustentable" al reclamo del 82 por ciento móvil.

Respecto a la lucha contra el narcotráfico, uno de los ejes de campaña de Cambiemos, recalcó que es necesario llevar adelante una reforma del Código Procesal Penal, impulsar la ley del arrepentido y el decomiso de bienes del crimen organizado, entre otras medidas.

Al mismo tiempo, le pidió a los legisladores avanzar en la designación de los jueces de la Corte Suprema de Justicia para "normalizar lo antes posible su funcionamiento".

También anunció que dará impulso a una "ambiciosa reforma política" que, entre otras cosas, buscará terminar con la boleta de papel y unificar el calendario electoral.



UBICACIÓN


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con las nuevas restricciones en el AMBA?