>

FUE REMOVIDO POR EL TRIBUNAL CON MAYORÍA OFICIALISTA

Analía Elíades: "La destitución del juez Arias es un desprecio a la República"

En diálogo exclusivo con Nueva BA, la abogada del ahora ex titular del Juzgado Contencioso Administrativo 1 de La Plata denunció las irregularidades procesales del juicio y vinculó su remoción con motivos políticos. "El sistema es inescrupuloso", dijo.


Por Mauro Castro

Luis Federico Arias fue removido ayer de su cargo de titular del juzgado en lo contencioso administrativo 1 de La Plata. El tribunal de enjuiciamiento lo encontró culpable de 21 cargos, entre los que se encuentran el de abuso de autoridad, prevaricato e incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Nueva BA dialogó en exclusiva con Analía Elíades, abogada de Arias, que denunció una serie de irregularidades procesales en el juicio al ahora ex magistrado y vinculó la decisión del tribunal con razones políticas. Para Elíades hubo tres irregularidades centrales: cuestionó que el tribunal sea presidido por quien es además titular de la Suprema Corte de Justicia bonaerense; denunció disparidad en la correlación de fuerzas entre los representantes del Poder Legislativo; y advirtió sobre la falta de transparencia en la elección de los abogados que integran el tribunal de enjuiciamiento.

Elíades confirmó que apelarán la decisión en tribunales nacionales y, llegado el caso, recurrirán a instancias internacionales. "Es un proceso muy injusto", afirmó la letrada. Y remarcó: "Hay que aceptar que el fuero contencioso administrativo es incómodo para el poder político".

—¿Esperaban esta decisión del tribunal de enjuiciamiento?

—Era de esperar, pero al mismo tiempo no. Venimos denunciando todas las irregularidades procesales, pero por otro lado no lo esperábamos porque la contundencia de las pruebas con respecto a su inocencia es tan clara que la verdad que estábamos y seguimos estando estamos muy tranquilos en lo jurídico y en lo probatorio. Por eso esperábamos un fallo absolutorio, aunque hubo sólo dos votos por la absolución.

—¿Cuáles son esas irregularidades?

—En primer lugar, la composición que tiene el Jurado de Enjuiciamiento no se corresponde con los estándares internacionales en la materia. La anticonvencionalidad viene de la propia Constitución bonaerense, que establece que el jurado debe estar presidido por quien está al frente de la Suprema Corte de la Provincia. Esto es una primera irregularidad. La Corte Interamericana y los tribunales europeos están marcando hace tiempo que los tribunales que juzgan a los jueces no pueden estar presididos por quienes son los titulares de los máximos tribunales. Eso es un primer estándar que denunciamos, pero ya lo plantearemos ante instancias internacionales si nos corresponde ir, porque primero hay que denunciar estas cuestiones en el derecho local. 

El segundo tema es la integración política del tribunal, que hoy es tiene mayoría de Cambiemos. Está muy clara la naturaleza política del cuerpo.

"Un juez no puede ser apartado por sus criterios judiciales. No entendemos la sinrazón de reeditar cuestiones que ya fueron dirimidas oportunamente en la Justicia".


En tercer lugar, y acá sí hay un tema claramente inconstitucional, está la cuestión referida a los abogados de la matrícula que integran el tribunal. La Constitución dice que los únicos requisitos que hay que tener para ocupar ese cargo son tener como mínimo 30 años de edad y diez de ejercicio de la profesión. Todos los abogados y abogadas de la matrícula pueden ser conjueces para juzgar a los jueces en un jury. Pero la Suprema Corte lo reglamenta de una manera claramente inconstitucional. Primero porque le puso cupos a cada colegio de abogados. Por otro lado, resulta muy llamativo que siempre salen los mismos, que son parte de la corporación que integra la conducción de los colegios de abogados provinciales. Es muy parcial la forma que tienen de elegir a los conjueces de la matrícula. Eso hace que sean personas altamente politizadas que tienen muchos intereses en juego.

No hay una pureza para juzgar cómo trabaja un juez, por eso se ponen en juego otras cosas: en lugar de juzgar el desempeño de un juez, se involucran en un juego de discusión con mayorías y minorías legislativas para juzgar políticamente su actuación. Eso es lo gravoso e inescrupuloso del sistema.

—Si Eduardo Pettigiani es al mismo tiempo presidente del tribunal de enjuiciamiento y titular de la Suprema Corte, ¿cómo puede influir ese factor en la instancia de apelación?

Obviamente lo vamos a recusar y él se va a tener que apartar. No está garantizada la doble distancia, que es un derecho humano básico en el ejericio del derecho a la defensa y el debido proceso. Es evidente cómo estas irregularidades afectan el proceso de remoción de un magistrado.

—¿Considera que hubo motivos políticos en la destitución de Arias?

—Un juez o una jueza no pueden ser apartados por sus criterios judiciales; sí por cuestiones que hagan a su desempeño, pero no por cómo haya fallado. Para ocuparse de eso están los códigos procesales, que permiten la revisión en instancias superiores. De hecho, todas las cuestiones que le achacan al doctor Arias se dirimieron en los procesos respectivos. Entonces no entendemos la sinrazón de reeditar ante el jurado de enjuiciamiento cuestiones que ya fueron dirimidas en la Justicia en su momento. Por ejemplo, la competencia de Arias en la investigación de la inundación de La Plata en 2013 fue ratificada por la Suprema Corte. La cantidad de muertos que dijo que había (89, contra los 51 declarados oficialmente) fue confirmada por la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo de La Plata. ¿Por qué vuelven a traer un tema si ya se resolvió y le dieron la razón a Arias? Seguiremos discutiendo eso en las instancias que correspondan.

"Hay que entender la naturaleza del fuero contencioso administrativo: es molesto para la autoridad de turno. Y es natural que sea así".


—¿Cuál son esas instancias?

—De acuerdo a cómo falle la Suprema Corte, seguiremos con la Corte nacional. El camino es muy cerrado, porque la Corte sólo juzga sobre cuestiones referidas al debido proceso y al derecho a la defensa. Agotada esa instancia, está la internacional, ante el Sistema Interamericano de Derechos Humanos. Pero eso dura mucho tiempo. Mientras tanto, han removido un juez contencioso administrativo, con lo que eso conlleva para el derecho de los bonaerenses.

—Arias falló a favor de los gremios docentes y frenó tarifazos y descuentos por días de paro. ¿Cree que esas cuestiones influyeron en la decisión del tribunal?

—Esas son cosas por las que no lo juzgaron y que no están escritas, pero que seguramente están en la conciencia de quienes lo han removido. Ningún cargo se refería a esas cuestiones, pero es evidente que estuvieron presentes en el ánimo de los integrantes del jurado.

Son 21 cargos, parece que fuera una barbaridad. Como son temas complejos y hay un cerco mediático importante, parece que Arias hubiera cometido algún tipo de delito. Pero en realidad es un proceso muy injusto. Además, no tiene ninguna denuncia de ningún litigante, abogado o abogada de la matrícula. Hay que entender la naturaleza del fuero contencioso administrativo: es molesto para la autoridad de turno y es natural que sea así. Si no aceptamos esa molestia que el foro puede acarrear para el poder político, despreciamos la República. Y lo de ayer fue un desprecio a la República.


COMENTARIOS



ENCUESTA

¿Quién creés que será el candidato a gobernador por el peronismo?