ELECCIONES 2019

Katopodis: "Si no se dialoga con las pymes y las universidades no se puede gobernar la Argentina"

En diálogo con Nueva BA, el intendente de San Martín criticó al Gobierno por "privilegiar a la timba por sobre la producción". Dijo que la prioridad de Todos es "poner la economía en marcha" y reactivar el consumo y pidió que "nunca más un gobierno como este maneje los destinos del país".



Por Mauro Castro

"La principal urgencia es poner a la Argentina en marcha y ponerle plata en el bolsillo a la gente", sostuvo en una entrevista exclusiva con Nueva BA el intendente de San Martín, Gabriel Katopodis.  

El jefe comunal peronista analizó el escenario político tras la rotunda victoria del Frente de Todos en las primarias del 11 de agosto y coincidió con el candidato presidencial Alberto Fernández en que el único camino para superar la crisis económica es lograr un "gran acuerdo social" con los sectores productivos.

Katopodis también cuestionó a María Eugenia Vidal por su gestión al frente de la Provincia. "No resolvió ninguno de los problemas estructurales que teníamos: lamentablemente perdimos cuatro años", consideró.

En cuanto a la realidad local, advirtió que San Martín, donde Mauricio Macri perdió por 20 puntos frente a Fernández"sufrió" las políticas económicas que impulsó el oficialismo en detrimento de la industria. "Para ese sector sólo hubo tarifazos y ajuste", denunció.

—A más de un mes de las PASO, ¿cómo analiza el triunfo tan contundente del Frente de Todos en Nación y en Provincia?

—Está claro que hubo un voto de esperanza en muchísima gente que está realmente cansada y de alguna manera está convencida de que el 10 de diciembre necesitamos en la Argentina iniciar una nueva etapa y ese voto de esperanza fue un voto que premió a una oposición que supo mostrar unidad, que supo mostrar mejores candidatos, que demostró que aprendió de los errores, que tiene capacidad de escucha y que tiene la convicción de lo que hay que hacer en la Argentina para poner en marcha el país.

—En el Gobierno provincial creen que Vidal perdió por no haber desdoblado la elección. ¿Qué opina de esa lectura? 

Hay una gestión nacional que encabeza Macri y una gestión provincial que encabeza Vidal que han demostrado ser lo mismo, que han sido parte del mismo modelo, que han aplicado tarifazos, han decidido priorizar y privilegiar en la Argentina un modelo de timba financiera. No es que en Nación hubo un modelo de especulación financiera y en la Provincia un modelo productivo o que en Nación hubo un modelo donde con el tarifazo se castigó a las pymes y a los clubes de barrio y en la Provincia hubo una política de apoyo y de rescate de esas instituciones. Hay una misma gestión, un mismo modelo, las mismas prioridades que fueron claramente castigadas el 11 de agosto.

—¿Cuáles fueron los puntos más flojos de la gestión de Vidal?

En estos cuatro años no se modificó ninguno de los problemas estructurales que teníamos. Sabíamos que teníamos un problema grave de seguridad, un sistema educativo que claramente tenía que ser repensado y reorganizado y un sistema de salud que está desmantelado y en los tres niveles la respuesta de estos cuatro años fue absolutamente pobre. Las escuelas siguen funcionando con la misma falta de política, de apoyo, de infraestructura; el sistema de salud sigue en un estado de mucha necesidad; todas las comisarías en la provincia de Buenos Aires y la seguridad en general siguen siendo un problema muy grave porque no ha habido en ninguno de estos temas medidas profundas ni programas integrales. Va a llevar muchos años resolver esos problemas estructurales, pero un día había que empezar y la verdad que hemos perdido nuevamente cuatro años, en el marco además de un contexto donde la pyme y la industria en la provincia de Buenos Aires fueron fuertemente castigadas. Para la Provincia y para la Nación no fueron prioridad ni la producción, ni las pymes ni la posibilidad de concertar, de dialogar con los sectores del trabajo y de la industria argentina.


—San Martín es un distrito fuertemente industrial. ¿Cómo impactó en el municipio la crisis económica?

—Claramente San Martín sufre que el Gobierno no haya tenido como prioridad a la industria en estos cuatro años. La industria es la que genera movilidad social ascendente, es la que genera puestos de trabajo de calidad, la que permitirá poner en marcha nuevamente la economía porque es la que produce el 80 por ciento del empleo en la Argentina. Es muy llamativo que este Gobierno sólo haya tenido para ese sector políticas de ajuste, tarifazos, apertura de las importaciones. Ojalá las importaciones hoy fuesen un problema, porque nos estaríamos disputando algún mercado con la industria nacional, pero hoy no hay mercado para nadie, ni para las importaciones ni para los productores nacionales.

—¿Y con respecto a la situación social? Ustedes (los intendentes del PJ) le pidieron a Vidal que declare la Emergencia Alimentaria.

—La situación social es grave. Pero no es grave a partir del 11 de agosto ni de las últimas semanas: es grave desde hace cuatro años. Es la expresión de una política que nos llevó a tener cinco millones más de pobres, más indigentes, a llegar a dos dígitos de desocupados. Lo que necesitamos es que el Gobierno reaccione rápido; no tenemos tiempo como para seguir esperando si la gente puede comer o no. Es importante que se haya dado media sanción a la Emergencia Alimentaria y que en las próximas horas tengamos esa ley, pero mucho más importante hubiese sido que el Gobierno, por decreto y de manera absolutamente expeditiva, hubiese tomado la decisión de reforzar todas las partidas alimentarias. En San Martín venimos reforzando todas las partidas sociales y la ayuda alimentaria, convocando a la mesa de diálogo, generando todos los esfuerzos para llegar a los sectores más pobres y más vulnerables que son siempre los que pagan estas devaluaciones. La inflación de los alimentos, que es del 70 o del 80 por ciento, que es lo que han aumentado en el último año la leche, la carne, el pollo y la verdura, claramente termina siendo una paliza para los ingresos de los sectores más vulnerables.

—¿Las medidas económicas que anunció el Gobierno suponen algún tipo de reacción frente a la crisis?

—Como en otros temas, el Gobierno está desconectado y llega tarde. No vamos a arreglar con estas medidas la debacle de cuatro años de desaciertos de la política y del modelo económico.

—¿Los intendentes peronistas tuvieron contactos con Vidal después de las PASO?

—No hemos tenido mayores contactos. Sí continúa nuestro reclamo para que la Provincia se haga cargo de la demanda social que hay en los barrios y fortalezca las partidas presupuestarias vinculadas a estos temas. Vamos a una elección el 27 de octubre en donde vamos a aspirar a que se ratifique esta voluntad expresada el 11 de agosto de que nunca más un gobierno como este lleve adelante los destinos del país. Si no se dialoga con las pymes, no se puede gobernar nunca más la Argentina; si no hay una mesa de acuerdo con las universidades y con el complejo científico tecnológico no se puede gobernar la Argentina. Como dijo Alberto, la Argentina sale de esta crisis con un gran acuerdo social, y ese acuerdo social es con los sectores de la producción y del trabajo, no con los sectores financieros. Es mirando lo que pasa con la realidad de todos los días de San Martín y de la Argentina y no mirando una planilla de Excel a instancias del Fondo Monetario Internacional. Ese acuerdo social es el que nos tiene que permitir repartir de una manera mucho más equitativa los esfuerzos. Los precios de la economía están dados vuelta: el Gobierno dolarizó las tarifas y bajó los precios y eso es lo que hay que volver a ordenar. Y eso se ordena desde un gran acuerdo nacional con todos los sectores.


—¿Cuáles deben ser las primeras medidas de un eventual gobierno de Fernández en Nación y de Kicillof en Provincia?

—La principal urgencia que tenemos es poner la economía en marcha y la Argentina no sale si no crece. De este modelo se va a salir poniéndole plata en el bolsillo a la gente, reactivando el mercado interno y garantizando que los salarios y las jubilaciones le ganen a la inflación. Allí está en gran medida la apuesta más importante que tenemos para poner en marcha la economía.

—Días atrás, Kicillof criticó a los intendentes de Juntos por el Cambio que buscan municipalizar la elección y despegarse de Vidal y de Macri para conservar sus municipios. ¿Tiene alguna postura sobre esa estrategia?

—Sobre la estrategia de Cambiemos prefiero no opinar: sí opino sobre los resultados del gobierno de Cambiemos tanto en la Provincia como en la Nación, que han sido muy malos. El resultado de cuatro años con más pobreza, más desocupación, un 60 por ciento de inflación anual y la destrucción del entramado pyme es un legado que deja mucho sabor amargo. Creo que fundamentalmente no son los cimientos de una casa fuerte como nos quiere hacer creer el Presidente; no están dejando después de cuatro años las bases de un modelo más sólido para la Argentina. Nos están están dejando más pobreza y más desocupación y claramente una situación que va a requerir de muchísimo esfuerzo de todos los sectores para salir adelante.


COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Qué intendentes creés que tienen chances de integrar el Gabinete de Kicillof?