DERECHOS HUMANOS

La Provincia puso en marcha la Mesa de Diálogo por la crisis carcelaria

Alak se reunió con miembros de la Suprema Corte y con referentes de organismos de derechos humanos para coordinar acciones para resolver la problemática del sistema penitenciario.



El Gobierno bonaerense puso en marcha oficialmente la Mesa de Diálogo creada para resolver las distintas problemáticas del sistema penitenciario de la provincia de Buenos Aires. 

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak, se reunió este jueves con los integrantes de la Suprema Corte, el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) y miembros de otras organizaciones para desarrollar la primera reunión que busca resolver la situación de las cárceles bonaerenses.

“Nos convocó la crisis que estamos viviendo en el servicio penitenciario, una crisis que se da por la terrible sobrepoblación que existe, hoy tenemos una cifra exorbitante de internos que se ha duplicado en los últimos años”, destacó Alak.

Por su parte el presidente de la Comisión Provincial por la Memoria, Adolfo Pérez Esquivel, afirmó: “Quisiera hacer un llamado a todos los internos y decirles que va a haber soluciones, que den un poco de espacio ya que es un gobierno entrante. Tenemos que encontrar caminos de humanización pero también de control y de formación del personal penitenciario".

La Mesa Interinstitucional de Diálogo fue creada mediante una resolución firmada por el gobernador Axel Kicillof con el fin de comenzar a buscar soluciones para resolver la grave situación que atraviesa el sistema carcelario. Los encuentros se llevarán a cabo de manera mensual, con una evaluación trimestral.

“Celebramos la convocatoria de esta Mesa por el ministro de Justicia, Julio Alak, porque es un hito histórico. Que hayan estado presentes las distintas áreas del ministerio de Justicia, todos los poderes del Estado, como así también organizaciones de la sociedad civil, permiten ver que se ha logrado un cambio importante de cómo revertir esa crisis humanitaria”, ponderó el defensor del Tribunal de Casación Penal de la Provincia de Buenos Aires, Mario Coriolano.

Durante el encuentro se comenzaron a delinear distintas políticas que se llevarán a cabo para resolver el crítico escenario de hacinamiento y superpoblación que existe en las cárceles provinciales, donde hay más de 49 mil privados de la libertad para un número de plazas adaptadas disponibles de 29 mil.

Además, Alak remarcó que “decidimos comenzar a trabajar de forma permanente para solucionar los problemas que tenemos; progresivamente buscaremos salir de la crisis humanitaria que existe en las cárceles”.

De la reunión participaron también los miembros de la Suprema Corte Eduardo de Lazzari, José Villafañe y Eduardo Eskenazi; monseñor Víctor Fernández; el capellán del Servicio Penitenciario Bonaerense, Carlos Pont Gasques; el representante de la CPM Roberto Cipriano García; el Procurador General Julio Conte Grand; y el Defensor del Pueblo, Guido Lorenzino; entre otros.


COMENTARIOS



ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con las nuevas restricciones en el AMBA?