Judiciales

Quién es Juan Pablo Auge, el juez lomense que ahora tiene la causa de espionaje ilegal que rodea a Macri

Luego de que la Cámara Federal de La Plata apartara a Federico Villena, la causa pasó a otro juzgado del mismo distrito del conurbano. Especialista en derecho civil, veterano de Malvinas y de perfil bajo, mirá quién es el nuevo magistrado que preocupa al mundo PRO.


La decisión de la Cámara Federal de La Plata de apartar al juez federal de Lomas de Zamora, Federico Villena, de una de las causas que genera revuelo por tratarse de una presunta estructura gigante de espionaje ilegal durante el gobierno de Mauricio Macri, y que ya tiene 21 detenidos con la presencia destacada de Susana Martinengo, funcionaria de la Casa Rosada PRO, puso a ese expediente caliente en las manos de otro magistrado del mismo distrito del conurbano, Juan Pablo Auge.

Auge ya investiga una de las causas que se iniciaron por las actividades de la Agencia Federal de Inteligencia bajo el mando de Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, durante la gestión macrista, y en el marco de esa investigación, fue quien ordenó la detención del espía Alan Ruiz. Ahora, con el capítulo que tenía Villena, tiene el "libro" completo.

El magistrado que ahora engloba los dos momentos de los hechos que se investigan en Lomas de Zamora tiene en sus manos desde el inicio el espionaje sobre la ex presidenta Cristina Kirchner mediante una vigilancia en su casa de Recoleta y sobre los movimientos alrededor del Instituto Patria. Esa denuncia inicial fue realizada por la interventora de la AFI, Cristina Caamaño, y luego con varios de los querellantes, entre ellos, la vicepresidenta, pero también dirigente del PRO como Horacio Rodríguez Larreta, Diego Santilli y María Eugenia Vidal.

El juez Auge, que delegó la investigación en la fiscal Cecilia Incardona, determinó que las tareas de inteligencia sobre CFK se hacían durante las 24 horas con agentes que trabajaban en turnos rotativos de seis horas. Ruiz, el espía que fue detenido, admitió los seguimientos, aunque dijo que el verdadero motivo era cuidar a la entonces senadora ya que habían recibido una denuncia sobre un posible atentado. Pero los investigadores sospechan que esa denuncia, en realidad, fue la excusa que justificó el espionaje. En esa excusa, justamente podría haber participado Villena, que fue quien ordenaba la causa que los agentes dicen que sostenía su "trabajo".

Auge es un hombre de perfil bajo al interior de la familia judicial. Según pudo saber Política Argentina, no convoca adherentes, tampoco objeciones, pero fundamentalmente no se le sindica participación ni adhesión política. Se escuchan más frases que dicen "no es" cercano a tal o cual ideología, que aquellas que sostienen que "es" tal o cual otra.

Es oriundo de La Plata, aunque desarrolló toda su carrera judicial en Lomas de Zamora. Tiene 58 años y proviene de una familia dedicada a la abogacía: su su padre y su hermano fueron presidentes del Colegio de Abogados de La Plata. Habitante de City Bell, es un especialista en derecho civil.

Un dato llamativo de su biografía conocida es que es un veterano de Malvinas, ya que durante el conflicto bélico de 1982 revistaba como soldado conscripto.

Trabajó durante años como secretario letrado, hasta que llegó al Juzgado Federal N°3 en lo Civil, Comercial y Contencioso Administrativo en 2008. Desde hace algunos años también se desempeña como subrogante de los juzgados penales de Lomas. En lo inmediato tiene que decidir qué hace con los ex agentes de la AFI detenidos por Villena, con Martinengo, ex funcionaria civil de Macri y con el prófugo Martín Terra. Pero en lo mediato, resta saberse si llevará la altura de la investigación a Gustado Arribas y Silvia Majdalani, jefes del organismo de inteligencia durante el macrismo, y también si alcanzará al ex presidente


COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Creés que Kicillof podrá llegar a un acuerdo con los bonistas?