DESDE ISRAEL

Kicillof dijo que los bonistas tienen "hasta el 5 de febrero" para aceptar el reperfilamiento

Tras haber estirado diez días el plazo para que respondan a la propuesta oficial, el Gobernador advirtió que la Provincia "no tiene fondos" para afrontar el pago del bono BP21 el próximo 26 de enero y aseguró que los acreedores conocen esa realidad. Pidió una solución "ordenada y constructiva".



El gobernador Axel Kicillof se refirió a las negociaciones por el reperfilamiento de la deuda y advirtió que los bonistas tienen hasta el 5 de febrero para definir si aceptan la propuesta del Ejecutivo porque en esa fecha se produce el vencimiento del bono BP21.

Desde Israel, donde participa de una gira junto al presidente Alberto Fernández, Kicillof habló tras la decisión de prorrogar diez días el plazo para que los acreedores definan si aceptan o no la propuesta oficial de diferir el pago del bono hasta el 1 de mayo.

El mandatario aseguró que las conversaciones con los bonistas transcurren "en buenos términos" y señaló que tomó la decisión de extender la fecha límite, prevista inicialmente para el 22 de enero, ante el pedido que formularon algunos bonistas para contar con "un plazo mayor" para tomar una decisión.

Sin embargo, recordó: "Hasta el 5 de febrero sería la última oportunidad en el esquema de aceptación de esto o ya entramos dentro del vencimiento". "Soy optimista. El diálogo sigue abierto. Algunos bonistas aceptaron y otros no, pero estamos llevando adelante una negociación de buena fe", agregó.

En ese marco, defendió la estrategia de renegociación de la deuda: "Lo único que estamos pidiendo es que esperen hasta mayo, cuando ya esté más establecido el Gobierno, ya en un diálogo por la deuda. No es una propuesta audaz, sino que esperen un poco más, así podemos hacer pie y articular con Nación", dijo en declaraciones a Radio La Red.

Kicillof sostuvo además que la Provincia "no tiene los recursos" para afrontar antes de mayo el vencimiento del bono BP21, de 250 millones de dólares. A su vez, indicó que por el momento el Gobierno bonaerense, en sintonía con la gestión nacional, está abocado a pagar intereses de la deuda y no el capital.

“No sólo no tenemos los fondos para pagar vencimientos de capital sino que hay una política, bastante razonable, de no pagar vencimientos de capital mientras se está renegociando”, señaló.

El Gobernador también fue muy crítico con la política de endeudamiento de su antecesora María Eugenia Vidal y del presidente Mauricio Macri. "Ha sido un espanto cómo endeudaron a la Provincia y a la Nación. Los acreedores internacionales que tomaron la deuda conocen la situación. Llamamos a todos a buscar una solución ordenada y constructiva”, finalizó.

A principios de enero, la Provincia reconoció que no puede pagar el vencimiento de 250 millones de dólares del bono BP21 y pidió estirar la fecha de pago hasta el 1 de mayo. Los bonistas tenían hasta el 22 de enero para aceptar esa propuesta de reperfilamiento, pero ayer el Gobierno bonaerense extendió la fecha límite hasta el 31 de enero.

De acuerdo a las condiciones de pago del bono, si la Provincia no cumple con el pago del 26 de enero tiene un período de gracia de diez días para cancelar esa deuda.


COMENTARIOS



ENCUESTA

¿Creés que Kicillof podrá llegar a un acuerdo con los bonistas?