TRAS LAS NEGOCIACIONES CON LA OPOSICIÓN

Los nueve cambios propuestos por el Ejecutivo para la Ley Impositiva

El nuevo proyecto enviado por Kicillof a Diputados reduce el alcance de los aumentos más fuertes en el impuesto inmobiliario y contempla beneficios para jubilados y clubes de barrio, entre otros puntos.



Ante el silencio de la oposición, el gobernador Axel Kicillof decidió enviar a la Cámara de Diputados bonaerense el nuevo proyecto de Ley Impositiva. El mandatario subrayó que se trata de una "herramienta necesaria para poder gestionar" y de un "instrumento imprescindible" para impulsar políticas en el marco de las emergencias aprobadas por la Legislatura.

En un mensaje difundido a través de sus redes sociales, negó que se trate de un "impuestazo". Por el contrario, explicó que "la propuesta consiste en actualizar la recaudación para que no se reduzca en términos reales. Si los incrementos suenan elevados es porque la inflación 2019 estará cerca del 55 por ciento, la más alta en 19 años".

Asimismo, destacó el carácter "segmentado" y "progresivo" aplicado al impuesto inmobiliario urbano y rural. "La recaudación total será igual al año pasado actualizada por inflación, pero esta vez la actualización se distribuirá de manera más justa: las propiedades más pequeñas y menos valiosas se actualizarán con tasas menores a la inflación, mientras que las más grandes y más caras estarán levemente por encima de la inflación", explicó.

En cuanto al inmobiliario rural, subrayó que "solamente 211 propietarios de campos de más de 2000 hectáreas tendrán un incremento del 75%, que en términos reales implica pagar un 12% más que el año anterior".


Por otra parte, en lo referido al inmobiliario urbano indicó: "De las 4,5 millones de partidas, ordenadas por su valor fiscal, el 35% tendrá un aumento menor a $500 que se pagará en cinco cuotas a lo largo del año, es decir, $42 por mes; entre el 35% y el 50% tendrá un incremento de hasta $1000, ($83 por mes); entre el 50% y el 75% de las partidas tendrá un incremento menor a $2000 ($167 por mes); y entre el 75% y el 90%, pagará un aumento no mayor a $5000 ($417 por mes)".

Kicillof precisó además que "los montos del aumento del impuesto estarán muy por debajo de lo ahorrado con la suspensión del aumento de la tarifa de luz autorizado por (la ex gobernadora María Eugenia) Vidal".

Las nueve modificaciones propuestas por el Ejecutivo

1. Reducción del segmento que tendrá incremento por encima de la inflación a menos del 25 por ciento de las partidas, sosteniéndose la progresividad del impuesto.

2. Jubilados de haberes mínimos quedan exceptuados del pago del impuesto inmobiliario urbano.

3. Se reduce la alícuota de ingresos brutos a los servicios jurídicos, notariales, de contabilidad, auditoría y asesoría fiscal, de diseño especializado, actividades profesionales científicas y técnicas.

4. Se reducen las alícuotas a venta en comercios minoristas de almacén, alimentos, kioscos.

5. Extensión de beneficios para pymes del sector agropecuario.

6. Exención del pago del impuesto automotor para transportes municipales.

7. Descentralización en los municipios del cobro de patentes modelos 2009.

8. Exención del pago de tasas e impuesto inmobiliario a asociaciones civiles (clubes de barrio, centros de jubilados, bomberos voluntarios).

9. Techo al incremento del impuesto automotor (patentes) que no podrá ser mayor a la inflación de 2019 (50 por ciento) por la fuerte suba del valor de los vehículos a raíz de la devaluación de 2019.


COMENTARIOS



ENCUESTA

¿Creés que Kicillof podrá llegar a un acuerdo con los bonistas?